AVISAN EN COMUNICADO

Suspenden obra de teatro donde Silvia Pinal era la prota a sus 91 años, solo trabajó 2 días

Suspenden obra de teatro donde Silvia Pinal era la prota a sus 91 años, solo trabajó 2 días

(Foto: Especial)

Espectáculos 19/05/2022 17:59 Redacción Actualizada 18:02
 

A solo 10 días de su estreno y con solo dos domingos en cartelera, la obra de teatro "Caperucita ¡Qué onda con tu abuelita!" bajó el telón. 

Fue Iván Cochegrus, el productor de la puesta en escena quien así lo decidió, informó su oficina de relaciones públicas. 

“Después de haber atravesado por una severa campaña de rumores, desprestigios y hasta una extorsión y tras haber iniciado su temporada el pasado domingo 8 de mayo, el productor Iván Cochegrus tomó la decisión de concluir la temporada de Caperucita ¡Qué onda con tu abuelita! para llevar a cabo una reestructuración en su historia, transformándose en Caperucita, el musical”, se explicó.

Aunque han querido abundar sobre el caso de extorsión, sí detallaron que Silvia Pinal no está fuera del nuevo proyecto, no obstante, primero ella y su familia deberán aprobarlo. 

“Cochegrus se encargará de hacer una nueva adaptación, pero teniendo como eje principal a la abuelita de ‘Caperucita’, rol concebido en un inicio para devolver a los escenarios a la Máxima Diva del espectáculo Silvia Pinal. 

Una vez que el también actor tenga listo el nuevo libreto, ya como "Caperucita, el musical", lo mostrará a Pinal y a sus hijos, para saber si la actriz permanecerá o no dentro de esta producción”, indicaron. 
 
Tras el anuncio, Luis Enrique Guzmán, hijo de la actriz dio mayores detalles sobre el caso y señaló a su hermana, Alejandra Guzmán, como la responsable de retirar a su madre de la obra. 

“Ella (Silvia) hizo lo que quería hacer, que era subirse al escenario, lo vimos en sus ojos y tuvo la gran satisfacción de sentir luces, público, aplausos y gran ovación. Pero, Alejandra me expresó su preocupación y Sylvia (Pasquel) y yo nos sentamos y dijimos ‘Ya’”, expresó Luis Enrique al programa Venga la Alegría.

Comentarios