Amor tras las rejas

Rubia y sensual narcomodelo confirma relación con la mujer que era su guardia en prisión

Rubia y sensual narcomodelo confirma relación con la mujer que era su guardia en prisión
La oficial Britt, enfatiza, no hubo atracción romántica con Starr pues eso estaba prohibido dentro de la cárcel
Redacción
01/12/2020 - 05:53

Nadie sabe dónde va a encontrar el amor. Este es el caso de la narcomodelo Simone Starr, quien tras ser enjuiciada en 2009 por contrabando de metanfetaminas, ella se enamoró de su ex guardia en prisión, Britt Young, y ellas oficializaron su relación cuando ella obtuvo su libertad condicional en 2019.

Antes de conocer a Britt, Simone vivía la ‘vida loca’, pues su imagen poco a poco subía como la espuma. Ella empezaba a cotizar como una de las modelos de bikini destacadas, sin embargo, empezó a rodearse –sobre todo en fiestas- de personas que a la larga la meterían en el mundo de la delincuencia organizada.

Así, fue arrestada y enjuiciada en 2009 por contrabando de metanfetaminas y le dieron una sentencia de seis años y medio de cárcel. Su actuar como narcotraficante se descubrió después de que un paquete bomba explotara en la cara de su entonces novio.

Starr pasó la mayor parte de su tiempo en la prisión de mujeres de Dillaynia y fue parte de un intenso programa de rehabilitación que la hizo colapsar. Ahí, la oficial de prisiones, Britt Young, consoló a Starr y se tomó un tiempo de su día para ayudarla por lo que estaba pasando.

La oficial Britt, enfatiza, no hubo atracción romántica con Starr pues eso estaba prohibido dentro de la cárcel. Describió su relación con la modelo como una situación de “mentor”.

Así, tras obtener la libertad condicional en 2019, Starr rastreó a Young por  Facebook con la intención de agradecerle el impacto que tuvo en su vida, pero ella se negó pues era inapropiado que un guardia en servicio hablara con un ex prisionero. Al final Starr le pidió que se comunicara con ella si alguna vez cambiaban sus circunstancias.

Pero Young tenía un presentimiento, así que le dio oportunidad a la relación, Y ella renunció a su trabajo. Ahora ellas viven felizmente en Sydney, Australia.

 

TUS COMENTARIOS