24 de noviembre de 1991

Recordamos las amistades y excesos de Freddie Mercury, a 28 años de su muerte

mercury SIDA excesos
Tras 28 años de su muerte recordamos a uno de los mejores vocalistas de la historia quien junto a su música y sus fiestas salvajes será recordado por la eternidad
Redacción
24/11/2019 - 11:27

Freddie Mercury es considerado, a 28 años de su fallecimiento tras adquirir SIDA , uno de los mejores cantantes de la historia pero también cuenta con un pasado bastante oscuro el cual no fue mostrado en la película “Bohemian Rhapsody” la cual se estrenó el año pasado. 

Cientos de famosos quienes lo conocieron en persona confesaron tras su muerte los excesos del artista que lo llevaron a su muerte.

Amigo de la princesa Diana y Michael Jackson 

Con la gran fama que ganó Freddie rápidamente se hizo de amigos famosos y poderosos, uno de ellos, la princesa Diana quien se dice debido a los excesos conocidos por todos era mal visto estar en sus eventos. Sin embargo, existe el rumor sobre el día en el que el vocalista de Queen disfrazó a la princesa de hombre para llevarla al bar gay favorito del cantante. 

A diferencia de la relación con la princesa Diana, Freddie viajó a Estados Unidos para grabar junto con Michael Jackson algunos sencillos pero después de pasar algunos días en la mansión del rey del pop, el cantante inglés volvió a Inglaterra sin hablar más sobre el proyecto. Los rumores dicen que Michael se sintió aterrorizado con los excesos de Mercury. 

La fiesta de los enanos 

Elton John confesó haber asistido a algunas de las fiestas del cantante y en una ocasión el vocalista de Queen contrató a enanos quienen sostenían sobre sus cabezas charolas con cocaína aparte de tener mesero desnudos.

 

La fiesta Sodoma de Freddie 

La fiesta la cual será la más recordada por todos los excesos de esa noche fue la organizada el 31 de octubre de 1978. Cuando Freddie invitó a más de 500 personas, incluyendo actores, músicos y periodistas. Para el festín, el músico contrató a Transexuales, a sexoservidoras de todo tipo y ofreció a los invitados lujosos alimentos. Además, existía el servicio de sexo por debajo de las mesas o en los baños.  

Freddie Mercury murió un 24 de noviembre de 1991 tras una lucha casi inútil contra el SIDA contraída durante alguna de sus fiestas.

 

TUS COMENTARIOS