KYLIE JENNER, LA MEJOR PAGADA

Celebridades millonarias por postear sensuales imágenes en las redes

Al estar tan de moda los influencers, algunas famosas marcas los prefieren en lugar de la tradicional publicidad.
Redacción
07/10/2018 - 11:19

Kylie Jenner, Selena Gomez y Kim Kardashian son algunas de las celebridades que, tras publicar sus imágenes en Instagram, reciben cantidades de dinero exorbitantes, a cambio de ello.

De acuerdo con la BBC, Kat Richardson, directora de la agencia de marketing de influencers WaR, contó al medio británico que mínimo se necesitan 10 mil seguidores en la cuenta para “comenzar a hacer algo”.

Los instagramers con más de 10 mil seguidores son “de un nivel bastante bajo” y cobran en torno a 130 dólares por cada post en la red social, según Richardson.

“Una vez que alcanzas 30 mil seguidores, puedes ganar más de 970 dólares por un post para una marca de moda o belleza”, explicó la especialista.

Rohan Midha, director de la agencia creativa PMYB, que trabaja con influencers, asegura que los microinfluencers, quienes tienen menos seguidores, reciben muestras gratuitas de productos, mientras que las cuentas más grandes tienen ganancias que “llegan a las seis cifras”.

Además, las relaciones a largo plazo entre las marcas y los influencers habitualmente son más beneficiosas para ambas partes que las publicaciones esporádicas.

Midha deja en claro que los mejores resultados ocurren cuando el influencer promueve la marca durante un tiempo prolongado.

Sin embargo, Kat comentó que las cuentas de Instagram con alrededor de un millón de seguidores pueden obtener cerca de 13 mil dólares por una sola publicación.

Por mencionar un ejemplo, la bloguera Zoe Suggs cuenta con 12 millones de suscriptores en su canal de YouTube y más de un millón de seguidores en Instagram.

Pero el número de seguidores no equivale necesariamente a un pago extraordinario, pues existen “muchas variables” en las colaboraciones entre marcas e influencers, advirtió Kat.

En Instagram, por ejemplo, es más caro poner un vínculo a la página web de la marca y los enlaces a ciertos productos. Se paga más también si se hacen Stories o si escriben sobre ello en su blog y ponen un enlace en su cuenta de Instagram.

Es importante elegir bien la plataforma adecuada; según Kat, a las marcas les interesa menos Facebook y Twitter ahora que hace una década: “Las Stories de Instagram son enormes. Sin duda, tienen más fuerza”.

En cambio, YouTube “está más enfocado en una audiencia más joven”.

Cabe mencionar, los influencers se han puesto de moda y las marcas los prefieren antes que a la publicidad tradicional en algunas ocasiones.

 

TUS COMENTARIOS