Vanidad le pasa factura

Aseguran que Galilea Montijo se encuentra grave tras cirugía estética

Galilea Montijo cirugía estética
Una lipo y estiradita malograda tendría con problemas de salud a la conductora, por lo que evitaría estar a cuadro en el programa ‘Hoy‘
Redacción
29/10/2019 - 12:39

Una vez más, la conductora del programa ‘Hoy’,  Galilea Montijo, no se presentó al programa por lo que se especula que ella atraviesa un estado de salud grave debido a una mala reacción a una cirugía, según revela una persona cercana.

La supuesta amiga de la presentadora tapatía declaró que "estuvo grave" por una cirugía estética que se realizó en Nueva York. La mujer contó a la revista de espectáculos TVNotas que se sometió a una "liposucción de alta definición" ya que según declaró, le aterra llegar a los 50 años y sentir los estragos de la edad.

“Le tensaron la piel, marcaron los músculos del abdomen, redujeron la grasa de la cadera para disminuirla y tonificaron sus piernas y muslos (...) parte de la grasa que le sacaron, se la inyectaron en los glúteos para aumentarlos. También aprovechó para darse una estiradita en el rostro con otro tratamiento”.

El supuesto tratamiento que Galilea se hizo consiste en un método con hilos tensores que jalan la piel para hacerla lucir más lisa, sin arrugas y en general dar una apariencia más juvenil. Aunque es un procedimiento sencillo, según la amiga de la conductora, esta no tomó el reposo adecuado, por lo que le vinieron los problemas de salud.

“Cualquier cirugía conlleva una recuperación al menos de un mes, pero por su trabajo no podía tomarse ese tiempo, así que siguió el consejo de otra amiga y contactó a un doctor que le aseguró que no iba a sentir dolor alguno, que tendría una recuperación de una semana y media y vería los resultados, casi de inmediato. 

Ella creía que ya se había recuperado, pero a los pocos días empezó a sentirse muy cansada, con dolor abdominal y de cabeza. Creía que era algo normal, pero comenzó a tener altas temperaturas que no le disminuían con nada, escalofríos, sudaba en exceso y los dolores eran más intensos; también una de las heridas le comenzó a supurar, ahí fue cuando decidió marcarle al médico, se preocupó mucho”.

 

TUS COMENTARIOS