Combate el estrés laboral

La salud mental y física es mejor si los centros laborales son higiénicos y ordenados, además de silenciosos
Silvia Ojanguren
26/08/2016 - 05:00

Agotamiento,  insatisfacción, irritabilidad, agobio, apatía, baja autoestima e improductividad laboral son síntomas del síndrome de “Bernout” o del “trabajador quemado”, que provoca afecciones físicas y psicológicas.

De acuerdo con especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en México más de 20% de los trabajadores lo padecen.

La doctora Dunia De Martini Romero, del Hospital Psiquiátrico   doctor  Héctor H. Tovar Acosta,  explica  que este síndrome se detona en personas sometidas a estrés laboral y se presenta por etapas: en la primera, hay desmotivación y tensión; en la segunda, bajo rendimiento, ausentismo en el trabajo, ansiedad, dolor de cabeza, tensión muscular y dermatitis y, en la tercera, se pueden desencadenar depresión, dolores lumbares, gastritis, colitis, hipertensión arterial y diabetes.

La especialista afirmó que un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera este padecimiento como una de las principales causas de ausentismo e incapacidad laboral.

Enfermedad de oficina. Otro de los problemas que pueden afectar a una persona que se encuentra en una oficina con poca ventilación, escasa iluminación y en la cual se grita mucho (más de 70 decibeles) es el llamado síndrome de la Oficina Enferma.

Este trastorno se agudiza por pasar muchas horas en el mismo puesto de trabajo y la mayoría de los afectados asocia las molestias con el mobiliario de oficina: sillas, computadoras, alfombras, altura de mesas y otros detalles. 

Si la oficina está alfombrada o los muebles tapizados, los problemas pueden ser aún mayores, pues las fibras sintéticas o naturales con las que se fabrican son lugares ideales para la acumulación de suciedad y   desarrollo de bacterias y microorganismos responsables de alergias, enfermedades respiratorias e infecciones en la piel.

 

Medidas de solución. La doctora Martini Romero señala que para contrarrestar el síndrome del “trabajador quemado” es necesario realizar actividades de recreación y ejercicio. También existen tratamientos farmacológicos y terapia psicológica para aprender a manejar la tensión en el área laboral, además de programas de ejercicio para disminuir presión en el trabajo, además de actividades de recreación como  clases de baile, cocina y yoga.

Por su parte, Juan Manuel González Arellano, director de Cleanwork Orange, dice que para combatir el síndrome de la Oficina Enferma, la limpieza es muy importante y por ello es vital dar cuidado y mantenimiento a las oficinas, lograr que estén aseadas y ordenadas para evitar el riesgo de enfermedades,  contagio de infecciones y desarrollo de alergias.

TUS COMENTARIOS