Luce tu sonrisa

Vida 22/01/2018 05:18 Silvia Ojanguren Actualizada 05:25
 

Una dentadura saludable es como un escudo de la seguridad personal y esto tiene importancia porque en la vida desarrollamos una fuerte relación entre sucesos que consideramos relevantes y el estado de nuestros dientes.

Especialistas en el tema dicen que ésto pasa desde el momento en que brota el primer diente hasta la pérdida definitiva de éstos.

Historias verdaderas. El caso es que se tiene la idea que la aparición y desaparición de los dientes es parte del ciclo de la vida, pero no debería relacionarse con el proceso normal de envejecimiento, pues –dicen los especialistas— hay quienes pueden perder piezas dentales desde los 35 años, principalmente por causa de algún accidente.

Además, es cierto que los dientes están expuestos a factores agresores como la acidez de los alimentos que consumimos, una técnica incorrecta de cepillado, uso inadecuado de éstos como palanca, herramientas de corte.

Todo ésto ocasiona que se desgasten las piezas de forma prematura; otras afecciones que pueden sufrir son resquebrajamiento o fracturas, lesiones que provocan su extracción. Del mismo modo, apretarlos y rechinarlos (bruxismo) puede dañarlos.

Caídas fatales.  La pérdida de una o varias piezas dentales, cualquiera que sea el motivo, tiene impacto directo en la autoestima y provoca insatisfacción sobre el aspecto físico personal, al grado de evitar el contacto social e intentar hablar lo menos posible por temor al rechazo o desagrado de las personas. 

Los expertos en asuntos odontológicos recomiendan rehabilitar las funciones de la boca mediante el uso de prótesis dentales.

Y las personas que usan prótesis dentales, nos cuentan, experimentan situaciones que les afectan emocionalmente porque temen que ésta se salga de su lugar en público, también se les dificulta realizar actividades cotidianas (reír, silbar, comer), lo cual provoca que la persona anhele una vida sin las molestias que causan sus dientes.

Otra amenaza latente para estas personas es que pierden dientes, con o sin prótesis que los remplace, es la falta del hueso del maxilar, éste es el soporte de la prótesis dental, y cuando se ve disminuido, la dentadura carece de estabilidad. Hay opciones como Corega, que ayudan a mejorar la experiencia de uso de una prótesis dental. Ya que emplear un adhesivo ayuda a disfrutar más de sus comidas favoritas, realizar actividades tan comunes como hablar, comer y reír.

Comentarios