Sufren mujeres del corazón

Factores como el tabaquismo y el sedentarismo aumentan el riesgo de infartos
Silvia Ojanguren
19/12/2017 - 05:18

Los males del corazón, pero no los emocionales sino los físicos son un tormento, a tal grado que “la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en mujeres”, dice Miguel Quiñones,  miembro de la facultad de cardiología del Hospital Metodista de Houston.

Su experiencia le lleva a decir que hace algunos años se sabía que las hormonas eran escudo protector para la población femenina. Eso cambió, los malos hábitos, el descuido y aumento de grasa corporal hacen que la población femenina sea vulnerable.

Médico en acción. “Las hormonas son una protección para la mujer contra la enfermedad coronaria, pero mientras aumenta la edad, muchas mujeres empiezan a comer más, suben de peso y algunas dejan de hacer ejercicio, se vuelven sedentarias”, comenta el especialista.

Este experto en temas cardiovasculares dice que algunos factores de riesgo no contolados, como tabaquismo, hipertensión arterial, colesterol elevado y genética, pueden dar problemas.

En general, señala, antes de los 55 años las mujeres son menos propensas a un infarto o a problemas cardiovasculares serios. Alcanzando los 65 años se iguala la tasa de incidencia en los hombres y pasados los 70 la probabilidad de un ataque cardiaco aumenta más en mujeres que en los varones.

Ay, corazón. El doctor Miguel Quiñones afirma que “es muy importante que la mujer incremente el cuidado de su salud después de la menopausia, es decir que coma bien, no suba de peso y conozca bien sus números”.

Esto quiere decir que “debe saber los niveles que maneja en cuanto a presión arterial, glucosa en sangre, peso ideal, niveles de colesterol y que haga todo lo posible por mantener estos números en niveles sanos.

La enfermedad cardiovascular, indica, suele ser silenciosa, es necesario tener en cuenta algunos síntomas que pueden ayudar a salvar la vida. 

Los síntomas de un problema serio son múltiples, pero hay una serie de síntomas clásicos como son la opresión sobre el pecho que puede irradirar hacia el brazo, falta de aire y ansiedad.

En las mujeres, esas señales pueden ocurrir, pero hay una frecuencia mayor de síntomas atípicos, por lo que es importante que si empiezan a suceder por primera vez, se acuda de inmediato al médico para confirmar o descartar la enfermedad.

“Al conocer los niveles de su salud, las mujeres estarán más cuidadas, aunado a que se deben cambiar los hábitos nocivos tales como el tabaquismo, aumento de peso corporal y sedentarismo”, asegura.

TUS COMENTARIOS