Avanza el daño de hepatitis C

La prevención y detección de la infección es de suma importancia para controlar el daño
Silvia Ojanguren
08/09/2016 - 05:00

La clave en la batalla global contra la hepatitis C es la prevención y hay un detalle de igual importancia: el diagnóstico oportuno de la enfermedad que afecta a más de 180 millones de personas en el mundo.

El doctor Enrique Wolpert Barraza, presidente del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa), alerta  que “ya es un grave problema de salud nacional,  pues afecta a cerca de un millón y medio de mexicanos”.

mal crónico. La hepatitis C es una infección crónica que puede causar cirrosis hepática y cáncer de hígado en 25% de los casos. 80% de los pacientes infectados no presentan síntomas hasta 20 años después de la infección.

Aproximadamente cuatro de cada cinco mexicanos que padecen hepatitis C no presentan síntomas, y se estima que en el país existen 1.8 millones de personas afectadas, aseguran especialistas de la Asociación Mexicana de Hepatología. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS),  en el mundo más de 350 mil pacientes mueren al año a causa de complicaciones causadas por la hepatitis C.

La doctora Teresa Rizo, ex presidenta de la Asociación Mexicana de Hepatología (AMH), dice que la gente debe realizarse la prueba si tienen algún factor de riesgo como son tatuajes, transfusiones previas a 1995, uso de drogas intravenosas o de material médico no esterilizado.

El movimiento  de Hepatitis C ofrece trato especial en la prueba de la enfermedad. 

“Nuestro objetivo es que más personas se realicen la prueba para tener un diagnóstico oportuno y mejorar la calidad de vida de los pacientes”, señaló Lucía Brown, coordinadora de proyectos de FundHepa.

Unión hace la fuerza. El movimiento se ha unido a la World Hepatitis Alliance (WHA), organización no gubernamental conformada por pacientes, y que reúne a asociaciones similares de diversas partes del mundo.

Claudia Hernández, paciente de 50 años, y que hoy está curada, cuenta: “Mi lucha contra la hepatitis C surgió desde que nací, debido a una transfusión sanguínea… ser portadora del virus de la hepatitis C fue devastador, sin embargo, en México ya tenemos la cura y ahora vivo sin temor”.

Lucía Brown menciona que “sabemos que tenemos un reto difícil, sin embargo, eliminar el virus de la hepatitis C es posible, si nos unimos todos.

Las personas que piensen que pueden ser víctimas de esta enfermedad deben consultar a un médico, ya sea privado o de los servicios públicos sanitarios.

 

TUS COMENTARIOS