¿Qué tan bien escuchas?

Vida 04/09/2017 05:00 Silvia Ojanguren Actualizada 05:00
 

En ciudades donde el ruido alcanza niveles que hacen perder el sentido del oído, no se puede pasar por alto que la sordera —en distintos niveles— es una de las discapacidades más frecuentes en el mundo.

La cuestión es que la disminución auditiva, cuando es detectada a tiempo, puede ser tratada y devolver a las personas a una vida normal y al mundo de los sonidos.

Los avances tecnológicos han permitido esto, gracias a soluciones como cochlear, los pacientes con pérdida auditiva tienen opciones para conectarse al mundo desde pequeños.

Números sordos. En México el defecto congénito más frecuente es la sordera, de cada mil nacimientos de uno a tres niños padecen sordera profunda, de 2 a 6 mil casos al año. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que al menos la mitad de estos casos pudo haberse prevenido con un diagnóstico a tiempo.

Aunque se ha avanzado en la concienciación de la prevención de la sordera, existe desconocimiento sobre el tema en México.

Según la OMS, la sordera puede ser detectada fácilmente en niños recién nacidos con el tamiz auditivo, prueba que se hace nacer.

Ayuda de emergencia. En México se realizan esfuerzos para auxiliar a la niñez con sordera de profunda a moderada, pero no son suficientes ya que la tecnología para el tamiz auditivo existe sólo en hospitales con alta tasa de nacimientos.

Una vez realizada la prueba de tamiz auditivo es de suma importancia consultar a un experto que pueda presentarles a los padres todas las opciones con las que cuentan para tratar la condición, y así tomar la decisión adecuada de tratamiento para su necesidad específica.

Las asociaciones civiles juegan un papel valioso al ayudar a propagar el mensaje de la detección temprana de la hipoacusia, para que así más padres de familia soliciten esta prueba para sus recién nacidos.

Ciencia escucha. Al contrario que las prótesis auditivas que amplifican el sonido, los implantes cocleares realizan el trabajo de las partes dañadas del oído interno (cóclea) para proporcionar señales sonoras que el cerebro interpreta, así el paciente disfruta de los sonidos.

El tipo Cochlear está disponible en México con “la misión de restaurar el don de la audición en las personas que sufren hipoacusia de moderada a profunda, ayudándolos a llevar una vida normal. 

Temas Relacionados
sordera oído protesis aditiva salud

Comentarios