Depresión tiene cara de mujer

Vida 03/10/2016 05:00 Silvia Ojanguren Actualizada 05:00
 

Algunas personas desconocen que la depresión tiene muchos rostros, incluso varios que la gente no considera una enfermedad, sino cosas “naturales” de momento y que pasan sin ninguna atención médica, lo cual es un error. 

Pero para entender de qué se trata en realidad, al menos en el universo femenino, el doctor Edilberto Peña de León, director de investigación del Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional, dice:  “Entre los síntomas que las mujeres manifiestan están sensación de tristeza que no desaparece al paso de los meses, percepción de inutilidad y manifestaciones de culpa y autorrechazo, así como ansiedad y enojo”. 

Universo del mal. Es un asunto que atormenta a gente de todo el planeta, tanto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que 350 millones de personas en el mundo viven con depresión.  

Pero, de acuerdo con la OMS, este padecimiento afecta en mayor proporción a las mujeres. Las estadísticas internacionales dejan en claro que hay desequilibrio. 

Las mujeres sufren altos índices de depresión,  debido a diversos factores, entre los que destacan alteraciones hormonales (durante la adolescencia, justo antes de cada período menstrual, tras el periodo de gestación, durante la lactancia y en el climaterio), violencia doméstica e incluso laboral. 

El doctor  Peña de León, integrante de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, señala que es de máxima importancia de apoyar y diagnosticar a la mujer depresiva. 

Un asunto de igual cuidado es la identificación de síntomas físicos y explica: Alteraciones drásticas en el apetito y en el peso, casi siempre con incremento de ambos.  

“No obstante, algunas mujeres padecen falta de apetito y, en consecuencia, hay pérdida acelerada de peso, así como incremento de enfermedades infecciosas, ya que el sistema inmune se ve afectado”,   destaca. 

El especialista comenta que las mujeres que padecen depresión tienen rasgos de personalidad muy específicos. Por ejemplo, tienden a ser más extrovertidas, y por lo tanto, están acostumbradas a comunicar más sus sentimientos y emociones, y suelen ser más sociables y escrupulosas. 

Mal de todos. Es cierto que las mujeres sufren más este mal, pero se trata de una enfermedad que ataca también a los hombres. 

El doctor Peña de León indica que “los hombres que padecen depresión tienden a sentirse muy cansados, irritables, e incluso, a veces, se manifiestan enojados durante mucho tiempo.  

Comentarios