Del placer al alivio

Los juguetes eróticos contribuyen, no sólo al juego de pareja, sino a superar problemas sexuales, de acuerdo con sexólogos
Cecilia Rosillo
24/08/2016 - 05:00

Una de las buenas   cosas que ha traído la posibilidad de hablar más libremente sobre sexualidad es que temas tabúes, como el uso de los juguetes eróticos cobran fuerza y con ello su industria al desarrollar cada día mejores productos para diversos usos, situaciones, parejas y personalidades. 

De aquí que centros especializados en estudios sobre salud y sexualidad, como el Centro de Promoción de la Salud Sexual, en la Universidad de Indiana de   Estados Unidos, ha constatado que usar los juguetes eróticos sirven para muchas más cosas que sólo para dar placer. 

Muchos de los sexólogos contemporáneos han dicho que estos artefactos pueden contribuir,  no sólo al juego de pareja,  sino a superar problemas sexuales como  la anorgasmia, que se da cuando hay ausencia del orgasmo después de la fase de excitación, cosa que ha sido muy habitual entre la población femenina de todo el mundo. 

Otro de los beneficios, por ejemplo, que tiene el uso de los juguetes vibradores es que le permite a la persona conocer su cuerpo en el terreno sexual de una manera más amplia, ya que se puede aprender más sobre las reacciones del cuerpo al ser estimulado. 

En sí, los aparatos con vibración o movimiento logran hacer que el sexo sea más disfrutable también con la pareja,  ya que introduce nuevas formas de erotizar, tocar y reaccionar entre ambos, lo que también abre una ventana a la  realización de ciertas fantasías y a postergar las caricias rutinarias. 

Otro de los problemas sexuales a los que ayuda el uso de los juguetes sexuales es el vaginismo, ya que en ellos se tiene un gran aliado, sobre todo en aquellos casos donde la causa tiene que ver con el miedo al embarazo. La  vagina se contrae, dificultando la penetración y para esto los dilatadores permiten mejorar las relaciones sexuales y elevan  el deseo sexual. 

Otro caso, en donde el juguete sexual es un gran aliado es en las disfunciones del suelo pélvico, como es el caso de las bolas chinas, que si bien no son un juguete sexual para el placer inmediato porque no generan excitación, estas  llevan tiempo siendo aconsejadas por los doctores, ya que permiten fortalecer toda la musculatura que rodea la vagina y volver a tener relaciones sexuales placenteras. 

Para los hombres también el uso de los vibradores ayuda, ya que según resultados del estudio,   53% de los hombres lo usa  para innovar o vivir nuevas experiencias de pareja o para conseguir mayor excitación, como en el caso del sencillo anillo vibrador. Otros juguetes también se usan para ayudar en casos de erección débil, además del anillo vibrador, son los estimuladores prostáticos, las bombas de vacío y fundas para el pene. 

Así, el plus del uso de los juguetes sexuales está en su contribución a la terapia de las disfunciones sexuales. 

 

TUS COMENTARIOS