Paquete agotado

A partir de los 50 años de edad, los hombres presentan síntomas de andropausia; ve cuáles son
Cecilia Rosillo
21/07/2016 - 05:00

Si después  de los 50 años un hombre está  irritable, con insomnio, deprimido, cansado, eyacula menos y con menos apetito de lo  habitual, puede estar pasando por la andropausia. 

No es como la menopausia, pero se parece. La andropausia es  el proceso por el cual las capacidades sexuales del hombre se merman con la edad y es resultado de los bajos niveles de testosterona en el organismo que ocurren a partir de la cuarta década de la vida. Sin embargo, no implica que su vida sexual acabe, ni siquiera en el aspecto reproductivo. 

A diferencia de las mujeres, esta  transición en el hombre es habitualmente lenta, tanto que puede prolongarse por décadas, y  tiene distinta progresión en cada individuo y los síntomas también pueden ser diferentes en cada hombre, pues a diferencia de las mujeres, los hombres no tienen signos claros, como el cese de las menstruaciones, para marcar dicha transición. Ambos, sin embargo, están caracterizados por una caída en los niveles hormonales. 

La andropausia se produce por una   disminución de secreción de testosterona en el hombre, generalmente a partir de los 45 años y en realidad es conjunto de los síntomas fisiológicos, sexuales y anímicos que esto produce y que puede tener alguno de estos síntomas de acuerdo con  cada persona: 

Debilidad general, cansancio,  falta de apetito, insomnio, irritabilidad, desasosiego e incluso una tendencia a la depresión, además de dificultades de concentración y disminución del deseo sexual y tamaño de los testículos; se requiere de más tiempo para lograr la erección y  se necesita más estimulación directa para lograrlo.

Los espermatozoides son más lentos  entre los 50 y 80 años, las erecciones se vuelven menos firmes; los testículos se elevan sólo parcialmente y lo hacen con mayor lentitud. 

 Se reduce la cantidad de semen y disminuye la intensidad de la eyaculación; hay una menor necesidad de eyacular, se prolonga el periodo refractario, es decir, se alarga el tiempo posterior al coito en el que el hombre es incapaz de lograr una nueva erección.

Se pierde el rubor sexual de la piel y se reduce la tensión muscular durante la excitación sexual, puede haber osteoporosis y  aumento de peso. 

En México, según datos del IMSS, en promedio, 12 hombres por cada mil presentan los síntomas de la andropausia  y   empieza con la disminución de la secreción de testosterona que se da cuando se envejece, se eleva el  nivel de SHBG o "globulina fijadora de hormonas sexuales" que hace que se retire  de la circulación sanguínea la testosterona utilizable, y deja  un  2% de la testosterona circular libremente en la sangre. 

Por ello, para saber que se tiene andropausia o en qué etapa se encuentra es necesario hacer un diagnóstico médico que se basa en hacer un interrogatorio clínico con formularios de evaluación, identificación de los tratamientos; análisis sanguíneos que indiquen la dosificación de las hormonas tiroideas y   un antígeno prostático, así como pruebas de sangre. 

Así, la recomendación médica es que los varones después de los 50 años que inciden en mala calidad de vida,  acudan al médico para que, en caso de  presentar síntomas de andropausia se les de terapia de reemplazo con testosterona; sin embargo, desde los 40 años se debe realizar el  antígeno prostático para detectar cáncer de próstata y  un estudio hormonal para que el médico lleve un conteo de testosterona y en caso de un decremento, ofrecer tratamiento.

 

TUS COMENTARIOS