Incrementa tu felicidad

Vida 30/08/2016 05:00 Víctor Jiménez Actualizada 05:05
 

Una gran parte de tu felicidad está en tus manos. Si bien es cierto que genéticamente algunos están mejor dotados para ser felices y que las circunstancias de tu vida, en parte, determinan el nivel de felicidad que puedes alcanzar, hay mucho que puedes hacer para crearte un mayor bienestar.

Tu actitud ante la vida te puede llevar a la dicha o al dolor. De manera consciente puedes elegir actuar de tal forma que tú mismo crees tu felicidad. Es posible expresar una intención y enviar un mensaje positivo a tu mente mediante las afirmaciones siguientes, inspiradas en las meditaciones de Jonathan Lehmann. Dilas en voz alta para que te escuches a ti [email protected]

Repítelas al inicio del día para comenzar con el pie derecho o a lo largo del día para mantener una actitud positiva. Puedes concentrarte en una sola afirmación o repasarlas todas cada día.

APERTURA. “Hago planes, pero me mantengo flexible y abierto a lo que me sucede. Me sostengo firmemente como un árbol y a la vez me dejo mecer por el viento. Me apoyo en mis raíces, valores y creencias, pero también tomo en cuenta los principios y las ideas de otros”.

AFIRMACIÓN. “Digo sí tan seguido como puedo. Acepto lo inevitable y coopero con ello. Tomo lo que la vida tiene reservado para mí y le saco el mayor provecho. Al decir sí, facilito las cosas para los demás y mis relaciones fluyen mejor. Estoy consciente de que algunas veces debo decir no para hacerme respetar o defenderme”.

PACIENCIA. “Cultivo la paciencia y al hacerlo también cultivo la confianza en mí [email protected] Permito que las cosas sucedan y las personas vayan a su paso. Entiendo que cada quien tiene un propio ritmo propio y una forma personal de actuar”.

VALENTÍA. “Tomo cada oportunidad que se me presenta para salir de mi zona de confort. Evito que el miedo me paralice, me aplaste o se apodere de mí. Actúo con valor, como lo he hecho en ocasiones anteriores. Utilizo mi fortaleza para salir adelante en las situaciones difíciles”.

AUTOESTIMA. “Me amo incondicionalmente porque hacerlo es esencial para mi felicidad. Amo y acepto a quien soy. No necesito la aprobación ajena para amarme completamente. El amor a los demás se deriva del amor que me tengo a mí [email protected]”.

GENEROSIDAD. “Doy a dondequiera que voy y a cada persona que conozco. Mi generosidad puede tomar la forma de un cumplido, una sonrisa o una expresión de alegría. A las personas más cercanas a mí les doy el regalo de mi presencia armónica y amorosa”.

ACTITUD POSITIVA. “Siempre utilizo las palabras correctas y envío un mensaje positivo. Conozco el poder creativo o destructivo de las palabras. Soy impecable en mi hablar y me comunico sólo para crear felicidad. Es contraproducente para mi felicidad hablar contra mí o contra los demás”.

AUTOCUIDADO. “Hoy le doy amor a mi cuerpo. Lo cuido como si fuera un jardín para que florezca. Me alimento  sana y nutritivamente, y hago ejercicio. Así cuido mi alma”.

Comentarios