Menopausia: guía para ellos

La mejor noticia acerca de la menopausia es que estamos en una época en la que la mujer vive lo suficiente como para experimentarla Estelle Fuchs, escritora estadounidense
Víctor Jiménez
20/09/2016 - 05:00

Muchos hombres se sienten confundidos al enfrentar la tan temida etapa en que sus mujeres pasan por la menopausia. Si eres uno de estos hombres o conoces a alguien en esta fase de su vida en pareja, estos tips pueden ser de gran ayuda:

No trates de “componerla”. Tu pareja no está descompuesta, no es una máquina que no funciona correctamente. Tampoco hay una cura mágica. La menopausia es una etapa de la vida con cambios en todos sentidos. Lo que la mujer quiere en realidad es sentir la conexión contigo, no recibir consejos, sólo desea que la escuches y te hagas presente. Aunque te cueste aceptarlo, tú no puedes eliminar la menopausia de su vida, pero sí puedes apoyar a tu mujer para hacer esta transición más llevadera para ambos.

Echa mano de toda tu sensibilidad. Reconoce sus síntomas como algo real. No es que ella esté histérica o sufra de un problema imaginario. Los síntomas son producto de los cambios hormonales, son reales. Evita decirle: “Controla tu mente y te sentirás mejor” o “Exageras, no puede ser tan terrible”. Lean juntos acerca de esta fase de la vida. Algo más, nunca critiques, te rías o juzgues a las mujeres en esta etapa, no en público y mucho menos frente a ella. Si se sienten cómodos, al hacer la lectura pueden agregar comentarios divertidos, pero sólo en privado.

Compréndelo, sus síntomas no tienen que ver contigo. Más bien son el resultado de cambios físicos. Evita tomar sus reacciones emocionales y malestares como algo personal. No eres la causa de sus explosiones emocionales, pero sí el receptor. Lo sé, puede ser duro recibir golpe tras golpe, pero recuerda, en realidad no están dirigidos a ti. Si tomas esto en cuenta, te será más sencillo lidiar con lo que sucede.

Comunícale cómo te sientes con sus estallidos o cambios repentinos de humor. Sé comprensivo, pero también habla acerca de las formas en que te hiere o molesta con sus arrebatos. Lleguen a un acuerdo, quizás de tu parte, no reaccionar ante sus explosiones; de su parte, tomar medidas para estabilizar sus hormonas, además de arreglar las cosas una vez que esté calmada. Otro acuerdo podría ser establecer una palabra, por ejemplo, “peligro” que recuerde a ambos que ella está en un momento difícil.

Pregunta, escucha y responde. Hablen acerca de los cambios experimentados en la relación e individualmente. La menopausia coincide con la crisis de los 50 para los hombres. Ambos tienen mucho que platicar. Tu esposa se sentirá muy reconfortada si le preguntas cómo se siente. No temas la respuesta. Con seguridad apreciará el hecho de que muestres interés en ella. Escúchala. Si no sabes qué responder, confiésale: “No sé que decir, pero quiero entender y entenderte”.

Recuerda tus propios cambios hormonales. Tú ya pasaste por una etapa similar anteriormente, cuando atravesaste la pubertad y adolescencia. Convendría recordar, o preguntar a tus padres, cómo vivieron esta etapa contigo: ¿También había impredecibles explosiones emocionales o depresión? ¿Cómo te sentías con los cambios hormonales y la urgencia sexual? ¿Tú elegías o controlabas mentalmente tus estados de ánimo? ¿Había alguna manera de controlar la revolución hormonal en tu cuerpo? Lo mismo sucede con tu mujer. A la menopausia, por esta razón, se le ha llamado la segunda adolescencia.

No esperes que tu vida sexual sea igual por algún tiempo. Sé paciente. Es probable que tu esposa se sienta incómoda con el coito, pero hay muchas formas de encontrar satisfacción sexual en pareja. Si pierde el interés sexual, no significa que haya dejado de amarte, se trata de sus hormonas. Hazla sentir amada y atractiva. 

Mantén el optimismo. La menopausia no es para siempre, aunque a veces lo parezca. Tarde o temprano las cosas vuelven a como eran antes. Toma en cuenta esto: en esta transición te toca a ti apoyarla; en otro momento, ella lo ha hecho o lo hará por ti.Sígueme en facebook.com/vjimenez67

TUS COMENTARIOS