¿Sufres diabetes y autosabotaje?

Vida 15/11/2016 05:00 Víctor Jiménez Actualizada 05:02
 

La mayoría sabemos qué hacer para estar fuertes y saludables. Pero algunos terminamos haciendo precisamente lo contrario, lo menos conveniente para nuestro bienestar. ¿Te identificas con esta forma de actuar? ¿Conoces a alguien que boicotea su propio bienestar, quizás no tomando el medicamento cuando corresponde, o negando que necesita tratamiento?

Uno de los problemas de salud más comunes en nuestro país es el de la diabetes, padecimiento que requiere de cuidados relativos a la dieta y el ejercicio. En esta condición médica existe una especial dificultad y negación a apegarse al tratamiento, sobre todo en lo referente a la nutrición y activación física. Esta resistencia es una forma de autosabotaje, una combinación de postergación, comportamiento autodestructivo y derrotista, temor y perfeccionismo. Aprende a identificar estos signos para dejar el autosabotaje o ayudar a otros (familiares o amigos) a hacerlo.

Postergación. ¿Eres de los que pospone el comienzo de la dieta para el día siguiente, o para el próximo lunes, porque es un mejor día para empezar? Quizás esto no suceda con los medicamentos, pero sí con los hábitos alimenticios y el ejercicio.

¿Qué hacer? Pon especial atención a tus logros, recompénsate por tus avances. Proponte cumplir tus objetivos un día a la vez. Lleva un registro de tus logros en un calendario. Pon una palomita a cada día de ejercicio y comida sana. Piensa en los beneficios para ti y quienes te rodean.

Comportamiento autodestructivo. Descuidar la dieta o no hacer el ejercicio recomendado (30 minutos diarios) es una forma de hacerle daño a tu cuerpo. Y si además te entregas a pensamientos negativos como “No tiene caso que me cuide, de cualquier manera me voy a morir” o “Mi amiga (con diabetes) no cuida lo que come y está muy bien”, te aseguras de sufrir consecuencias graves de la enfermedad. Esto es autodestructivo.

¿Qué hacer? Ve a tu cuerpo como a un hijo al que cuidarías y le darías lo mejor para que esté bien. Hazte consciente de tus pensamientos negativos. 

Actitud derrotista. Cuando hay que hacer cambios importantes en el estilo de vida, como es el caso de una persona con diabetes, es necesaria un buena dosis de motivación. Ideas como “Ya he tratado varias veces y no puedo ajustarme a la dieta” o “El ejercicio no se hizo para mí” son la excusa perfecta para dejar de cuidarse. Detrás de esta actitud está la falta de confianza en uno mismo para sacar adelante los retos que la vida nos presenta.

¿Qué hacer? Planea los cambios de manera realista. Si tratas de lograr mucho en poco tiempo, es probable que termines [email protected] Recuerda cuando has hecho cambios positivos, ¿qué actitudes y acciones te ayudaron en esas situaciones?

Temor a estar bien. Sí, leíste bien, detrás de la postergación y el autosabotaje puede estar el miedo a que las cosas funcionen bien en tu vida, a tener tranquilidad y armonía. Por increíble que esto parezca, hay quienes temen estar bien, ser felices, pues creen que no lo merecen (por culpa), o simplemente no conocen cómo es estar plenos, saludables, sin achaques y sin quejas hacia los demás.

¿Qué hacer? Recuerda que tú, al igual que las demás personas, mereces estar bien y disfrutar de quienes te rodean. Haz lo que está en tus manos para que así sea.

Perfeccionismo. Es fácil dejar un plan alimentario o un programa de ejercicio cuando nos exigimos perfección. Toma tiempo adaptarse a lo nuevo. Está bien proponerse llevar a cabo lo planeado tan bien como sea posible, pero esto es diferente a exigirse perfección y luego abandonar el plan porque no se cumplió al 100%.

¿Qué hacer? Exigirte perfección sólo te llevará al sufrimiento. Sé comprensivo y compasivo contigo [email protected] A todos nos cuesta adaptarnos a lo nuevo y diferente. Date el tiempo necesario para acostumbrarte a un nuevo estilo de vida. Se trata de saber esperar, no de postergar por temor.

Sígueme en facebook.com/vjimenez67

Comentarios