¿Cuándo y cómo dejar de amamantar?

ZONA G 09/10/2016 10:20 Redacción Actualizada 10:20
 

Por Irma Gallo

Darle pecho a nuestros hijos es una experiencia que nos conecta emocionalmente con ellos, además de los beneficios para su salud. 

Por ejemplo, refuerza el sistema inmunológico del bebé y nos ayuda a quitarnos un poco del peso que subimos.

Les hablaré primero de mi experiencia porque lo que quiero decirles es que este proceso es muy distinto en cada mujer. Y tampoco tenemos porqué sentirnos culpables si no podemos hacerlo durante tanto tiempo como quisiéramos. 

Amamanté a mi hija sólo dos meses y medio porque tuve que regresar a trabajar. Soy reportera y en ese entonces estaba como freelance. 

Como ustedes probablemente saben, en este régimen de contratación, los derechos laborales son muy pocos, así que cuando me llamaron para decirme que tenía que presentarme a trabajar ya, no me quedó de otra. 

Por supuesto que utilicé un sacaleche y dejaba una o dos porciones en el refrigerador, pero la falta de constancia provocó que la leche se me acabara.

A pesar de esto, mi niña creció muy sana, y excepto algunas gripas y padecimientos estomacales, no ha tenido mayores problemas de salud.

¿Cuánto debe durar la lactancia?

Una lectora me escribió para preguntarme la mejor manera para dejar de amamantar a su bebé, que, según me cuenta, tiene ocho meses.

Lo primero que esta lectora encontrará si busca información en internet es que es “recomendable” que el periodo de lactancia dure por lo menos un año y si es posible, más, sin embargo, en el sitio babycenter.com en español dice que no hay plazos forzosos y que en muchos casos es el propio bebé el que deja de interesarse por la leche materna. Por ejemplo, entre los cuatro y cinco meses, cuando comienza a comer alimentos sólidos, quizá disminuya un poco su interés por el pecho. 

Lo mismo ocurre con los niños de un año o más: cuando empiezan a ponerse inquietos mientras les estás dando el pecho es muy probable que ya no lo necesiten.

Pero ojo, es muy importante que si destetas antes del primer año de vida, consultes con su pediatra cuál es la leche de fórmula que suplirá mejor la falta de hierro. Sólo él puede indicar la más adecuada de acuerdo con la historia clínica de tu hijo.

Si mi bebé no tiene para cuando...

Si tiene más de un año y tú ya decidiste que ha tenido suficiente con lo que lo has amamantado, pero él no da señales de querer dejar la lactancia, prueba estos tips:

Prueba a quitarle una toma y cambiarla por un biberón. Si funciona, después de una semana quítale dos y a la semana siguiente tres, hasta que sólo tome biberón. Procura que la primera vez que le quitas una toma no sea la de antes de dormir porque es gracias a este contacto contigo que se relaja.

Reduce el tiempo de cada toma. A veces los bebés terminan de alimentarse, pero quieren seguir pegados al pecho para sentir el calor de su mamá; detecta estos momentos y sepáralo poco a poco.

Cuando le ofrezcas el biberón u otros alimentos, hazlo en un entorno amigable y con gestos amorosos (abrázalo, cántale, bésalo, juega con él, ponle música suave), así no asociará el fin de la lactancia con una ruptura de su lazo contigo.

No se te ocurra quitarle el pecho por completo y de un día para otro porque tu bebé lo sentirá como un rechazo. Para que el proceso sea más natural y amigable debe durar unas semanas.

De regalo

Tu opinión es muy importante para mí. Escríbeme un correo a [email protected] y dime qué te pareció esta columna y qué temas te interesa que se toquen aquí. Si llega entre los tres primeros, ya ganaste un ejemplar de ‘Pequeñas mentiras’, cortesía de El Gráfico y Penguin Random House. ¡Apúrate porque sólo hay tres!

Comentarios