De vuelta a la rutina

ZONA G 08/01/2017 12:46 Redacción Actualizada 12:46
 

Por Irma Gallo

Después de unas intensas vacaciones con cena de Nochebuena, Año Nuevo y Rosca de Reyes incluidas, regalos, visitas de familiares, etcétera, no es fácil regresar a la rutina: Levantarse temprano, regular la ingesta de calorías, tanto de los niños como de nosotros mismos, (para lo cual hay que planificar los lunchs) y programar las tareas escolares. Pero no se abrumen, mamás y papás, que, con un poco de fuerza de voluntad y algunos tips que les comparto aquí, este paso será mucho menos estresante.

Levántate temprano sin dolor

Por lo general, a los chicos les gusta desvelarse en vacaciones (me pasa con mi hija) porque les da una sensación de libertad, ya que no tienen la obligación de levantarse temprano. Por eso, al principio va a ser difícil convencerlos de que tienen que acostarse a una hora razonable, (según su edad y el horario en que se tengan que levantar, sugiero las 10:30 pm como máximo, aunque para los niños más pequeños, de linderos y los primeros años de primaria, a las 9 pm). Les sugiero intentar lo siguiente:

1. Fijen la hora de dormir y no hagan concesiones: En ese momento se apaga la luz y no se les permite tener la tele prendida, ni música. Tampoco les dejen tener celulares, tabletas ni videojuegos en la recámara.

2. A la hora de levantarse tampoco debe haber prórrogas: Esto quiere decir que no hay cinco minutos más, ni un minuto más. Por lo menos durante la primera semana de regreso a clases.

3. No les permitan tomar siestas por la tarde: si se quedaron con sueño, mejor que se acuesten más temprano para que empiecen a regular su reloj biológico.

A volver a comer sano

El Guadalupe-Reyes terminó y ya no hay pretextos para seguir comiendo como si el mundo se fuera a acabar. Es momento de cambiar las galletas por fruta y las papas fritas por verdura cruda. Aquí les dejo unas sugerencias para lunchs y bocadillos de media tarde:

1. Sandwich de atún en pan integral.

2. Jitomates cherry con limón y sal.

3. Perlas de melón envueltas de rebanadas de pechuga de pavo.

4. Zanahoria, pepino y jícama con limón, sal y chile piquín.

5. Manzana en cuadritos con pedazos de queso panela.

6. Tacos de arroz blanco con tortillas de lechuga.

7. Pasta con verduras.

Muévanse

Es momento de volver a ponerse en acción. Si tuvieron unas vacaciones sedentarias, lo mejor es que empiecen a hacer ejercicio lo más pronto posible (y esto va también para nosotros, mamás y papás): Organicen partidos de fútbol en el parque, saquen a pasear a las mascotas, pongan música y bailen (no le tengan miedo al ridículo; se van a divertir), elijan las escaleras en lugar de los elevadores y usen lo menos posible el automóvil. Les aseguro que muy pronto se sentirán mejor.

Para que regresen a la rutina con más salud, El Gráfico y Penguin Random House les regalan ‘La Biblia de la salud intestinal’. Tenemos dos ejemplares para los dos primeros lectores que nos escriban a [email protected] y nos cuenten una anécdota de sus vacaciones navideñas. ¡Suerte!

Comentarios