¿Mi hijo tiene dislexia?

ZONA G 02/10/2016 12:17 Redacción Actualizada 12:17
 

Por Irma Gallo

Mi hija Camila es zurda y cuando estaba en tercero de kínder tuvo muchas dificultades para aprender a escribir. Recuerdo que tenía una pesadilla recurrente: soñaba que unas letras gigantescas la perseguían. ¡Imagínense la angustia que esto le generaba!

Esto coincidió con que le tocó una maestra completamente insensible o que de plano no estaba capacitada para entender que, además de su hipermetropía y astigmatismo, el hecho de ser zurda en un mundo diseñado para diestros no es nada fácil.

En esos momentos llegué a pensar que mi niña tenía dislexia, ya que confundía la b con la d. Luego la llevé con una especialista en desarrollo de la lectoescritura, y ella me confirmó lo que yo ya sospechaba:

Cami sólo era zurda y le estaba costando aprender a escribir y a leer también por su problema de la vista.

¿Por qué les cuento esto? Bueno, pues porque una lectora nos escribió pidiendo que tratáramos el tema de por qué algunos niños confunden la b con la d cuando escriben.

Así que, bajo advertencia de que no en todos los casos se trata de dislexia, como en el de mi hija, quise investigar y compartir con ustedes qué es esta condición y cómo se trata.

TRASTORNO DEL APRENDIZAJE. Según la página web de la Asociación de la Dislexia y Familia: “Es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ninguna limitación física, psíquica ni sociocultural, y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo”.

Signos que pueden indicar que tu hijo tiene dislexia

1. Le cuesta trabajo relacionar letras y sonidos, además de descifrar las palabras aprendidas.

2. Invierte letras, números y palabras.

3. Tiene una baja comprensión lectora.

4. Confunde palabras que son fonéticamente semejantes, o sea, que suenan igual.

5. Presenta un aumento de la actividad y la impulsividad.

6. Tiene dificultad o retraso para memorizar los números, el abecedario, los días de la semana, los colores, las formas, etcétera.

¿Qué se puede hacer en casa para ayudarlo?

Recuerden que en esta columna siempre les aconsejo no precipitarse y acudir a un especialista. Ahora bien, si el diagnósitco es positivo, a reserva de lo que les aconseje el especialista, les doy unos tips:

1. Jueguen a deletrear palabras con él. Hagán énfasis en el sonido de las letras, más que en su nombre, pues ahí es donde está la mayor dificultad para los disléxicos.

2. En una hoja dibujen las letras b, d, p, q, j, g, y escriban palabras que empiecen con esas letras, para que el niño empiece a diferenciarlas y recordarlas.

3. Dividan las palabras por fonemas (o sea, sonidos), y escríbanlas para leerlas juntos. Por ejemplo, progreso: p-r-o-g-r-e-s-o.

4. Escriban palabras en cartulinas y recórtenlas por sílabas. Por ejemplo, tra-pe-cio, ta-ma-rin-do. Hagan una "sopa" (como en el dominó) con las sílabas sueltas y, junto con su hijo, armen las palabras y péguenlas en una hoja blanca.

Estos son sólo algunos ejercicios, pero si quieren conocer más, les recomiendo consultar: http://www.ladislexia.net/como-ayudar-a-mi.hijo-dislexico/

Recuerden, lo más importante es tener mucha paciencia y no regañarlos ni pegarles. Se trata de hacerlos sentir seguros de sí mismos.

De regalo

Escríbenos a [email protected] y cuéntanos qué temas te gustaría leer en esta columna. Si tu correo es de los tres primeros en llegar, ya ganaste un ejemplar de ‘El gran desbarajuste’, cortesía de El Gráfico y Alfaguara. ¡Apúrate porque se acaban!

Comentarios