¡Birria celestial!

Al día 25/08/2017 09:52 Tanya Guerrero Actualizada 19:48
 

Su esposo la inició en el apasionante mundo de los tacos. Antes de casarse, Luisa Gómez y Floriberto Ramos pasaban después del trabajo a que “El Betus” se echara sus tacos de cachete con salsa, cebolla y sal.

“Yo me quedaba viendo y cuando me ofrecía, le decía que no. No estaba acostumbrada a comerlos. Nunca había probado un solo taco”.

Pero un día, recién casada, Luisa se decidió. Pidió uno que se preparó igual que su marido y lo paladeo como quien prueba por primera vez un exquisito manjar.

Después de eso nunca los pudo dejar. Fue tanto el gusto que a Luisa se le ocurrió que además de comerlos, quería dedicarse a venderlos. Hace 35 años esta pareja echó mano de la buena suerte, aprovechó el sazón oaxaqueño de Luisa y la entrega en los negocios de Filiberto para crear Tacos Betus.

Comenzaron vendiendo taquitos de cabeza de res con su respectiva lengua, cachetito y surtida que acompañaban con la mejor salsa. Y así el tiempo y los comensales les dieron la razón.

Hoy, este local no se da abasto por la cantidad de gente que llega a disfrutar la birria preparada con chile guajillo, al estilo Guerrero y deliciosos toques de especias —la receta secreta—, que a Luisa se le da bien por su herencia oaxaqueña. Calientito y con tortillas es el paraíso terrenal, porque a nadie le queda el consomé como a ella.

Lo bueno de estos tacos es la birria, que no es de chivo ni de borrego, sino de deliciosa cabeza de res. En Tacos Betus lo primordial es hacer las cosas bien y de buenas. Antes de abrir las puertas de la birrieria, a las ocho de la mañana, Luisa corta, pela y rebana los jitomates frescos, el chile de árbol y los aguacates para sus dos salsas, la roja y de guacamole, que le dan un festín de sabor a los sentidos. La calidad de este lugar nunca baja, aunque la economía arrecie, por eso te recomiendo probar la especialidad: tacos o birria de lengua servida generosamente con salsa roja y acompañada con cebolla.

El sazón de Luisa le ha dado bendiciones, porque una vez probando esta birria de cabeza de res, no la puedes olvidar. Como las abuelas lo hacían, esta mujer de 59 años cocina con esmero la birria, cuidando cada ingrediente. Es tradicional porque su clientela esto es lo que busca. “Todo lo hago con amor porque preparo esta birria como si fuera para mi familia. Por eso todos vienen a esta que también es su casa”.

¿Dónde?

Simón Bolívar, 291, esquina con Manuel Gutiérrez Nájera. Colonia Obrera. Teléfono 56741952. De lunes a sábado de 8 am a 8 pm.

Comentarios