Los deleité con sexo en vivo

Sexo 07/06/2017 05:00 Actualizada 18:32
 

Hola, mis chulos lectores ¡qué hermosa es nuestra Tierra! acabo de presentarme en Oaxaca y tengo que presumirles que amé su centro. Quedé encantada con su comida, definitivamente fue de lo mejor. Me conquistaron por la barriga.

Estuve en el mejor pub de la ciudad, llegué en la tarde a comer en el mercado tlayuda de tasajo y chorizo, todavía me acuerdo y se me hace agua la boca.

Fui a Oaxaca para hacer un show de sexo en vivo, la noche magnífica, la gente prendida, el lugar totalmente lleno, comencé a cambiarme y me asomé a ver al público, ¡la emoción y los nervios me invadían! El DJ me anunció, bajé las escaleras y todos voltearon a dónde yo estaba, caminé por entre las mesas y mandé uno que otro beso al público. Llegando a la pista sonó Marilyn Manson y no pude evitar desconectarme del mundo para bailar y gatear hacia uno que otro afortunado que logró olerme de cerca, me agarraba del tubo y me dejaba caer sobre mis rodillas, abierta de piernas me tocaba para que la gente fuera entrando en calor. 

Durante mis tres canciones de ley bailadas subí a varios del público para que, sentados en una silla, agarraran un dildo en el que yo me sentaba, encantados me veían y me decían cosas como ‘eres mi sueño’, ‘te adoro’, ‘te amo’ y unos que aplicaban la de ‘me he hecho tantas chaquetas con tus videos’.

Salió Marco Rico y comencé a desvestirlo, agarramos una silla de abajo y así empinadita empezó a cogerme, la gente se agachaba para poder ver cómo me la metían, bajé al público y la mesa que más desmadre echaba era la que ganaba, acostada en sus piernas me la metían, mientras ellos sentían cómo rebotaban mis nalgas y veían mis tetas menearse de arriba hacia abajo, empinadita agarrándome de las piernas de algún chico. Las muchachas del lugar no se quedaban atrás, aprovechaban para besarme y acariciarme las tetas. 

Más de uno, feliz decía: ‘no está operada’ y debo admitir que me dio gusto, les agradaban mis tetas y más su sensual forma natural. Dimos la vuelta a la pista, cogiendo en casi todas las mesas, y la gente encantada.

Se escuchaban silbidos y aplausos en todo el bar, la verdad “les fascinó” y a quién no, tu actriz porno de ensueño cogiendo frente a ti, mientras tú le agarras las piernas para que le den con todo. 

Nos fuimos a descansar y luego de regreso a casa, mientras tanto, los comentarios en redes sociales eran espectaculares, me amaron y yo los amé. 

Si tienen ideas o algo que les gustaría ver en algunos de mis shows, con gusto los leeré y será una fantasía hecha realidad, con la retroalimentación haremos un espectáculo extremo a su gusto.

Escriban sus ideas  a mi correo [email protected] y la próxima semana les presumo lo que podríamos armar. 

Un beso gigantesco y más amor.

Comentarios