Mi fantasía para este 2017

Sexo 04/01/2017 05:00 Actualizada 05:05
 

Helena  Danae

Hola, mis chulos, antes que nada quiero agradecer a todos los que cada día forman parte de mi comunidad lectora, gracias a El Gráfico por darme esta maravillosa oportunidad de estar en contacto con ustedes y contarles mis perspectivas de lo que es esta vida de  actriz porno y unos cuantos de mis relatos eróticos. 

Gracias por sus comentarios,  buenas vibras,   piropos y  hasta por  sus  experiencias que me ayudan a complementarme, a apoyar a algunos con sus dudas a mi larga o corta experiencia, depende de   quien la vea. Gracias por eso y   todo lo que nos espera   este 2017.

Dicen por ahí que como sean  tus primeras horas del año será todo el transcurso del mismo y yo no me arrepiento de cómo fue, en familia platicando con las personas que me importan, no tuve sexo en las primeras horas, ¿será que así será mi año? “Se terminó mi carrera”, jajaja,  ¡para nada!, he recibido varios correos preguntándome   por qué no actualizo mis redes sociales tan seguido como antes y la respuesta es que me di un respiro y decidí pasar tiempo con mi familia, no descuidarla.

Quiero platicarles un deseo de Año Nuevo, no sé si fue mi sueño húmedo o que en verdad quiero probar esta nueva sensación, una escena con dos hombres: me imagino entrando a la habitación para grabar, con un vestido y sin calzones. Ahí estarían ellos y una botella de  vino tinto. Sentada a la orilla de la cama, uno de ellos me bajaría el cierre del vestido, así dejaría caer algo de vino en mis tetas y los dos se pondrían a beberlo y chupármelas hasta dejarlas bien limpias, succionando mis pezones, estrujándolos con los dientes, mientras yo dirijo sus manos a mi vulva, con uno masajeando mi clítoris y el otro metiéndome los dedos.

Yo chuparía los dedos de sus otras manos. En eso uno me agacharía bruscamente a merced de ellos, se lo sacarían y me lo meterían, sin preguntar, a la boca, tomándome por el cabello y haciendo que me lo tragara todo, con mi mano se la estaría jalando al otro chico, y así hasta tener dos miembros para lamer y dejarlos bien duros y mojados frente a mí.

Mis ojos estarían llorosos por sentirlos hasta la garganta, acostarme boca arriba con uno sobre mí haciéndole una rusa, mientras el otro me da por la boca como si ya me estuviera cogiendo. 

El chico de la rusa se bajaría, me lamería para dejarme escurriendo y me la metería rápido y duro, mientras yo saboreo al otro.

Al compás de cómo me empuja, que  me lo pasara por la cara como marcando territorio. Me pondrían de perrito al borde de la cama para turnarse entre ellos. 

Se escucharían mis gemidos hasta la otra habitación, esa fantasía me llenaría por completo. Cuando estuvieran listos me hincaría frente a ellos para que me los echaran en la cara y escurrieran hasta mis tetas, así contenta y chorreada se cumpliría mi deseo de Año Nuevo.

No sé, la ventaja de mi trabajo es que cumpliendo mis deseos sé que puedo hacer felices a mis fans y así  como yo lo disfrutaré, ustedes también. ¿Qué les parece una escena así? Si les gustaría agregar algo para considerarlo, espero sus ideas en mi correo [email protected]ok.com, podemos ponernos creativos y así cuando salga mi escena tendrá un poco de ustedes también. 

Les mando muchos besos y abrazos  mis chulos y recuerden ‘no soy escort’. Gracias y nos leemos el próximo miércoles.

Comentarios