La era Trump afecta investigación Ovni

Wow! 28/01/2017 11:21 Yohanan Díaz Vargas Actualizada 11:21
 

El revuelo por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos no sólo ha generado cuestiones políticas internas e internacionales, también ha afectado a la comunidad de los no identificados de ese país, ya que los trabajos que se venían desarrollando en la última década bajo el concepto de “libertad de información Ovni” —con el Grupo Paradigma de Investigación (PRG) encabezado por el activista e investigador, Stephen Bassett— han sido suspendidos.

El objetivo principal de esta organización —que cuenta entre sus filas con destacados escritores, investigadores, así como políticos y ex militares— es que el gobierno de EU liberara toda la documentación que tuviera relación alguna con los casos de Ovnis.

Este grupo tuvo su apogeo durante la campaña de Hillary Clinton, cuando la candidata hizo publica sus intenciones de desclasificar la información Ovni que no pusiera en riesgo la Seguridad Nacional.

También dijo que se crearía una comisión para investigar el Área 51, que durante décadas se ha mencionado que es el sitio donde los militares han llevado los cuerpos de los alienígenas recuperados de varias partes del mundo y los objetos en los que se desplazan y que se han estrellado en el planeta.

Dependencias gubernamentales hace unos años reconocieron públicamente la existencia del Área 51, pero que ahí no había ni cuerpos ni naves extraterrestres, sino que era una zona donde se realizaban las pruebas de la nueva tecnología implementada en las guerras.

Ante este, el grupo PRG fue abriendo el camino para la liberación de toda la documentación. Sin embargo, ante la victoria de Donald Trump todo se cayó, por lo que los directivos de este grupo han decido cambiar de sede a Europa.

LOS LATINOAMERICANOS. En entrevistas con diversos investigadores tanto de Argentina, Perú, Chile, España y México hay coincidencias, pero también divergencias.

Esto al considerar por un lado que no existirá una apertura para acceder a la información de los Ovnis que tenga archivada EU, y por el otro lado, porque hay algunos estudiosos que fueron tajantes al señalar que no debe importarnos lo que ellos hagan, ya que viven una realidad ajena a la nuestra.

El interés real de la comunidad Ovni Hispanoamérica reside en que desean conocer las conclusiones de las investigaciones realizadas por la milicia estadounidense, en décadas pasadas, en Latinoamérica al momento de caer objetos del cielo.

Dicho fenómeno —se dice— no correspondía a ninguna tecnología usada, e incluso se sabe también de la recuperación de entidades distintas al ser humano y que Estados Unidos se comprometió en cada oportunidad de brindar un reporte detallado, así como las conclusiones de cada caso como la Operación Plato y Varginia en Brasil; Ovnis estrellados en las dunas de Samalayuca y Coyame en Chihuahua, y Sierra Negra de Puebla en México, por mencionar algunos de los más sonados.

Sin embargo, hasta ahora, no ha fluido esa información. Y hay un factor que no debemos olvidar: las actuales autoridades latinoamericanas no desean entrar en fricción con Trump por solicitar los resultados de esos informes.

Comentarios