Las naves de John Podesta

El actual jefe de campaña de Hillary Clinton sabe sobre el mundo extraterrestre
Yohanan Díaz Vargas
15/10/2016 - 12:30

La organización Wikileaks dio a conocer un paquete de dos mil correos electrónicos del actual jefe de campaña de Hillary Clinton, John Podesta, exconsejero de los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama y Bill Clinton.

En esta información recientemente liberada, hay correos entre Podesta y el astronauta Edgar Mitchell —fallecido en 2015—, quien aseguraba que “estamos sin duda más cerca que nunca a la guerra en el espacio”.

Así como afirmaciones que están llamando a nivel internacional, en las cuales Mitchell sugiere que el Vaticano conoce a profundidad la vida extraterrestre y que su amiga Terri Mansfield podría “contarnos todo lo que sabe sobre el conocimiento del Vaticano acerca de la inteligencia extraterrestre”.

Mansfield es la directora del Grupo de Trabajo para la paz ETI (Inteligencia Extraterrestre). 

Dentro de esta misma información se encuentran detalles del músico Tom DeLonge, quien fuera vocalista y guitarrista de Blink 182, así como la grabación de un documental de Ovnis donde habría participado John Podesta y que el productor había producido. 

Así también se habla al menos de una reunión entre ellos, para abordar el tema de los Ovnis y extraterrestres.

Cabe recordar que esta misma organización en 2014 hizo una de las liberaciones más destacadas sobre el tema de los Ovnis, dando a conocer diversos cables diplomáticos.

Uno de ellos estaba fechado el 21 de diciembre de 2007 y deja en claro las investigaciones que realizó la extinta Unión Soviética para darle seguimiento a los Ovni y los fenómenos paranormales.

Además de que la embajada de Estados Unidos en Moscú estuvo informada de tal situación e informó a Washington. 

Se menciona que el presidente del servicio de inteligencia de la KGB de la antigua República Soviética de Bielorrusia, el general Yuriy Zhadobin, había dicho “durante la Unión Soviética existían fondos ilimitados para la investigación Ovni”.

Días después se daría a conocer un segundo cable, fechado el 30 de enero de 2008, y enviado de la embajada de Estados Unidos en Quito, Ecuador, a Washington. 

En éste, el político Augusto Barrera, quien era el enlace entre el poder Ejecutivo y Legislativo, mencionó que hubo una reunión del gobierno con integrantes de un grupo de investigadores Ovni y cómo “las cosas estaban fuera de control hasta el punto de lo absurdo”. 

Aquí se hace referencia a las reuniones del investigador ecuatoriano y coordinador nacional de la Comisión Ecuatoriana para la Investigación del Fenómeno Ovni, Jaime Rodríguez con el presidente, Rafael Correa.

Esta liberación de datos personales de altos funcionarios han puesto en evidencia cómo a nivel gubernamental y militar se le dio seguimiento puntual a los avistamientos, e incluso, se hicieron estadísticas muy bien fundamentadas sobre esos casos y cómo la milicia en distintos países investigó, estudió y lo reportó a diversas instancias sin que se filtraran esas conclusiones a la ciudadanía, pero que poco a poco a través de las desclasificaciones oficiales y las filtraciones a los medios de comunicación, se ha logrado reconstruir esa parte histórica.

TUS COMENTARIOS