Virgen hasta la tumba

Cecilia Rosillo
28/10/2016 - 05:00

Hola, quiero pedir consejo. Mi pareja y yo ya somos cuarentones, ella tiene 45 y yo 44. Llevamos seis años juntos, pero ella, al parecer,  quiere llevar su virginidad hasta la tumba o le repugnan partes de mi cuerpo. Yo la quiero un montón, pero mi paciencia se acabará algún día y terminaré dejándola si sigue así.  Cuando estamos juntos, ella se limita a besarme. Sus manos, como si no estuvieran, mientras ella disfruta de mis caricias y masajes, que sí le gustan. Cuando acaricio sus partes íntimas también le gusta, pero no sé si se avergüenza, o tiene miedo a admitirlo o qué es lo que pasa con ella. Yo la respeto, no hago nada   que ella no quiera hacer, pero alguna vez que he planteado ir y hacer cita con un profesional de psicología o sexología, me ha contestado con mal tono de voz diciendo que ella no necesita de nada de eso. ¿Qué puedo hacer? Me siento un imbécil por tener tanta paciencia. Eugenio B. 

Pues de hecho sí tienes que hablar con ella y dejarle claro cuáles son tus necesidades y expectativas sexuales. Muchas mujeres creen erróneamente que el sexo no tiene tanto valor como el amor, sin darse cuenta que ambas cosas son necesarias en una relación de pareja sana y plena. Lo que te sugerimos es que le digas lo que te molesta de esta situación y que justamente respetando su postura le pides que vayan a un sexólogo para que les ayude a llegar a un acuerdo en su relación,  pues tú ya trataste de hacer las cosas lo mejor posible y no te sientes contento con los resultados y que por lo visto ella tampoco sabe  cómo mejorarlas. Justo este es el sentido de pedir ayuda, que una persona neutral y con amplios conocimientos del tema les ayude a poner los  límites que ambos quieren y necesitan para tener una sexualidad satisfactoria. 

 

 Mi caso es que nunca he probado el sexo anal,  pero estoy abierta a probar y me gustaría saber si duele (poco, mucho, algo, soportable) porque he oído de todo. Tengo amigas que me dicen que es horrible y otras que no hacen más que decirme que a sus novios les encanta y que los vuelven locos. ¿Ustedes qué opinan? Victoria M. 

Como todo en el sexo, eso depende de cada persona, de sus gustos y de la forma en que eróticamente reacciona su cuerpo a las caricias. La zona del perineo donde se encuentra el ano está llena de terminales nerviosas,  lo que la hace un  área muy sensible al tacto, pero recuerda que la sensibilidad pasa por el filtro del cerebro y para algunas personas tanta sensibilidad se percibe como dolor y para otras como placer. Si la zona es bien estimulada con caricias y se logra una buena relajación, usando suficiente lubricante, puede ser una experiencia agradable y muy estimulante,  pero si la persona es penetrada sin  buena lubricación y además está tensa, puede ser muy doloroso. Lo mejor para iniciarse en esta práctica es ir poco a poco, primero insertando uno de los dedos de la mano y así sucesivamente hasta lograr una buena dilatación que permita la entrada del pene. 

 

 Buen día. Les cuento, hace poco conocí a alguien de  30 años,  yo tengo 20,  y hace unos días nos encontramos para hacerlo, llegué a su departamento (él vive solo) y empezamos a ponernos muy calientes, y hasta ahí todo iba muy bien, pero él insistía todo el tiempo en satisfacerme sólo con sexo oral y después de un rato me pareció extraño que no quisiera penetrarme (decía que le gustaba controlarse), hasta que lo provoqué para que lo hiciera, pero justo cuando lo intentaba se le bajaba la erección. Pasó así casi todo el tiempo y  me decía que le dolía al penetrarme, que estaba muy cerrada.  No pudimos hacerlo bien y realmente me preocupa porque él al final se masturbó y parecía todo estar bien, pero al intentarlo conmigo, nada de nada. Estoy muy confundida, nunca había pasado por algo así.   Por favor sáquenme de esta duda, ¿puede o no?. 

Evidentemente no puede y aquí lo que te tiene que quedar claro es que no eres tú, es él. Decir que estás muy cerrada es tratar de culparte por algo que él padece. Lo mejor que puedes hacer es hablar claro con él y decirle que si tiene problemas para tener sexo, sería bueno que los arreglara, pues tú estás dispuesta a tener una relación sana con él y no una que empieza con problemas. Este tipo de casos de desempeño pueden tener varias razones, que van desde un problema emocional o sicológico de no querer comprometerse con la persona, el miedo al embarazo o de tipo médico, como el consumo de ciertos medicamentos, o de circulación sanguínea. También se dan casos por consumo de ciertas drogas.  

 

 

TUS COMENTARIOS