La Pastora... Los XV años de Rubí

28/12/2016 05:00 Redacción Actualizada 05:07
 

DE REALITIES  A REALITIES...

LUPITA MARTÍNEZ A.

“Pues señor, resulta que Espergencia quince años cumplió…”, así inicia la canción de Chava Flores, ‘Los quince años de Espergencia’,  el gran cronista musical de la sociedad mexicana.  Las fiestas de XV  años en México son un tradición innegable, son parte de nuestra cultura, cada año en México se celebran miles de acuerdo a las costumbres de cada entidad y cada familia.  Incuestionable.  

 

Los famosos XV años de Rubí son el fenómeno social que marca el 2016, el ejemplo claro de la manipulación de las masas por todos los medios (televisión, radio, prensa escrita, redes sociales).   Un circo, como lo describen algunos, que llamó la atención aun de la prensa internacional.   Estos son los nuevos tiempos.  Si usted amable público conocedor goza de el servicio de Netflix o ClaroVideo, podrá entonces ver por lo menos el primer capítulo de la serie ‘The black mirror’, en un inicio inglesa, ahora norteamericana.   En el primer capítulo ‘The National Anthem’ (‘El himno nacional’)  del 2011 el fenómeno queda clarísimo, así nos manejamos como sociedad, así nos manipulan como sociedad. 

 

Y se levantaron voces críticas ante la cobertura de los XV años de Rubí, lo cierto es que la quinceañera y su familia son los menos culpables; los criticaron por tratar mal a la prensa, como si tuvieran la obligación de ser expertos en el tema, como si fueran ‘pop stars’ acostumbrados al acoso de las cámaras y micrófonos.  No lo son, ni lo serán y en unos días la fama se verá apagada y ojalá Rubí tenga la fuerza interior suficiente para aguantar el vacío de  las adulación y fama efímeras.   Rubí y su familia han sido instrumentos de medios y sociedad para unos días de entretenimiento. Tan distractor como la sociedad lo permita, tan manipulados como estén dispuestos a serlo. 

 

Y buscándole el mejor provecho al evento de los XV años de Rubí, bien podría alguna televisora organizar un ‘reality’ de quinceañeras.  No sé si pudiera ser Televisa, que para el 2017 no tiene preparado ni un solo ‘reality’ y pensando en lo que hicieron en el 2016, hacen bien porque ni ‘La apuesta’, ni ‘La voz’ fueron buenos, por el contrario, parece que hasta se esforzaron por invitar a los personajes menos carismáticos y aburridos para de plano acabar con los formatos.  En ocasiones me parece imposible, pero la mayoría de las  veces  me parece tan claro que alguien en Televisa cobra en televisoras de la competencia….  Y es que este 2016 ha estado marcado por una serie de decisiones desafortunadas, propias de quien manejando una televisora, jamás ve la televisón.  Mera apreciación, querido público conocedor. 

 

 Por otro lado, Azteca con su ‘MasterChef’ acaparó la audiencia dominical y está armado, pero no le caería mal algo así, finalmente ya comprobó que eso de estos programas de realidad le quedan muy bien.   El tema es que los creativos, aun de ImagenTV, reconozcan que no están en posición de descubrir, sino de satisfacer al público de acuerdo a las tendencias  que marcan y que hoy son más claras que nunca. 

 

Temas Relacionados
medios fiesta sociedad

Comentarios