La Sábana Santa y su polémica datación

SABANA SANTA MISTERIO ENIGMAS

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Al día 04/08/2019 10:58 Yohanan Díaz Vargas Actualizada 10:58
 

La Sábana Santa, la reliquia más importante de la historia de la cristiandad, fue datada en época medieval por unos estudios de Carbono 14 efectuados en 1988. Fue la primera vez que el Vaticano autorizó una prueba de este tipo a la reliquia, un lienzo de lino que se conserva en la Catedral de San Juan Bautista en Turín, Italia, y que posee la imagen de un hombre que fue torturado y crucificado.

Tres laboratorios diferentes fueron los encargados de efectuar dicha prueba: la Universidad de Arizona, en EU; el Instituto Federal de Tecnología de Suiza y la Universidad de Oxford, en Reino Unido. Para llevar a cabo el estudio, se cortaron tres fragmentos de la Sábana Santa, y para no dañar la imagen del hombre que aparece grabado en esta reliquia, los trozos fueron extraídos de los bordes de la pieza. 

Los tres pedazos de la Sábana Santa fueron enviados a los tres laboratorios, mezclados con otros retales de tela que no pertenecían a la reliquia y que tenían como función lograr que los investigadores no supieran cuál era el trozo de la Sábana Santa, para que llevaran a cabo el análisis de manera objetiva. Después de que se realizaran las pruebas por parte de cada laboratorio en cada trozo de tela, los tres equipos de científicos coincidieron en la datación de los fragmentos de la Sábana Santa. El resultado se publicó en un estudio en la prestigiosa revista científica “Nature”: la reliquia pertenecía a un periodo que abarca desde 1260 a 1390. Los tres laboratorios aseguraron que esta pieza era una falsificación medieval y no pertenecía a la época de Jesús de Nazaret.

GOLPE A LA FE

El resultado supuso un golpe para muchos creyentes, pero expertos cuestionaron el estudio. Al parecer, la prueba de Carbono 14 solo es fiable si el objeto analizado se ha mantenido resguardado y con características constantes. 

Pero la Sábana Santa de Turín es una pieza que ha sido tocada y besada por millones de personas, amén de los dos incendios que ha sufrido y de los distintos traslados que ha tenido. Todo este devenir, indican varios técnicos, no hacen fiable la datación por Carbono 14 de la reliquia, pues posee una capa de contaminación que invalida cualquier resultado.

Ahora, un equipo de científicos franceses e italianos ha tenido acceso a todo el material de la polémica datación de 1988, que se conservaba en la Universidad de Oxford. Acaban de publicar un artículo en la revista Archaeometry, donde explican los resultados de su investigación. Según este grupo de expertos, liderados por el historiador Tristan Casabianca, la prueba de carbono 14 de 1988 es errónea. 

En el artículo explican que los resultados de los tres laboratorios tenían fallos, puesto que no estudiaron toda la tela, solo una pequeña porción de los bordes de la reliquia. Explican que esos bordes de donde se sacaron los fragmentos, son posiblemente zonas remendadas por las monjas de la Edad Media que intervinieron en la reliquia tras un incendio. Hasta que el Vaticano acceda a una nueva prueba, seguirá el enigma de la Sábana Santa.

Comentarios