La muerte debería ser una fiesta: Juan José Benítez

La muerte debería ser una fiesta: Juan José Benítez
El escritor recopila en su libro testimonios de personas que supuestamente se han comunicado desde el más allá
Yohanan Díaz Vargas
04/10/2020 - 13:44

En estas semanas en las que cada vez está más cerca el Día de Muertos, recuerdo una entrevista que mantuve con el afamado escritor e investigador español Juan José Benítez, sobre su obra ‘Estoy bien’, donde recoge casos de personas que supuestamente se han comunicado desde el más allá. 

Juan José Benítez los denomina “aparecidos” y ha viajado por todo el mundo recogiendo los testimonios de quienes aseguran haber recibido mensajes de personas fallecidas o incluso haberlos visto después del óbito.

Aunque Juan José Benítez es conocido mundialmente por su faceta como periodista, escritor e investigador del fenómeno ovni, como se desprende de su libro ‘Estoy bien’, también se ha ocupado a lo largo de su carrera de los fenómenos de tipo paranormal.

Cuando hablé con él acerca de este libro, me aseguró que los resultados de su investigación estaban muy relacionados con la concepción que los mexicanos tienen de la muerte como algo que hay que celebrar, como una fiesta. 

En sus propias palabras, “verdaderamente el pueblo mexicano tiene razón, cuando hacen una fiesta de la muerte, tiene mucho sentido. La muerte debería ser una fiesta. Mi libro es una recopilación de casos que yo he investigado personalmente sobre personas que dicen haber visto a amigos o familiares muertos”. 

Pero, ¿existen los resucitados? Según Benítez y su investigación, sí. Afirma: “Son personas muertas que se presentan delante de amigos o familiares y les dicen algo o no dicen nada, simplemente sonríen y se dejan ver. En casos más complejos, incluso salvan la vida de los testigos, le transfieren información sobre cuentas bancarias, etc. Siempre hay un motivo”. 

Durante la entrevista que mantuve con Juanjo, le pregunté por el descenso de temperatura que refieren los testigos al momento de estos encuentros paranormales, a lo que el prolífico escritor respondió: “el testigo nota que hay un descenso de la temperatura y esa sensación de frío desaparece cuando se marcha el resucitado. Le he preguntado a algunos científicos por esta parte y la única respuesta coherente que he podido recibir es que quizá la materialización de esas criaturas exige una absorción de calor, de ahí la sensación de frío que se mete hasta los huesos”. 

Igualmente, otra característica que Juan José Benítez ha observado que repite en muchos casos es que “los resucitados emanan luz. Como si tuvieran bombillas dentro. En otros también encontré la constante de la transparencia en el cuerpo. Y también prácticamente en todos, una sensación de felicidad tanto en el resucitado como en la persona que ve al que está muerto. Es una sensación de paz increíble”. 

En otros casos, estos aparecidos también flotan, e incluso se mueven sin mover los pies, lo que le lleva a pensar a Juan José Benítez que quizá se trata de hologramas. Es un enigma fascinante que, según el escritor, puede llevar un mensaje de esperanza a la humanidad. El considerar que después de traspasar el umbral de la muerte es posible renacer a una nueva vida e incluso, si hacemos caso a estos testimonios, volver ocasionalmente para entregar mensajes a nuestros seres queridos. 

En el libro ‘Estoy bien’, de J.J. Benítez, se recogen más de 150 testimonios de este tipo y en la inmensa mayoría de los casos el testigo de las apariciones obtiene una gran calma y felicidad porque adquiere la certeza de que hay vida al otro lado, y de que allí su familiar está bien. 

TUS COMENTARIOS