Joya de la ufología

MUSEO OVNIS ENIGMAS UFOLOGÍA
El Museo Ovni alberga plantas de crop circles, vísceras de animales mutilados o restos de supuestos objetos voladores
Yohanan Díaz Vargas
01/12/2019 - 10:20

Victoria, ciudad argentina de la provincia de Entre Ríos, es una de las más importantes en lo que se refiere al fenómeno ovni. 

Su interés no sólo radica en los constantes avistamientos que se producen en parajes como el cerro de la Matanza o la Laguna del Pescado; Victoria es especial porque alberga un enclave único... el Museo Ovni. 

Dirigido por la investigadora Silvia Pérez Simondini, nació en 2005 para dar a conocer las aportaciones del equipo de ‘Visión Ovni’, colectivo que comenzó su andadura en los 90 y ha desarrollado una gran labor de investigación ufológica, principalmente desde el punto de vista científico. 

Tanto Silvia Pérez Simondini, como la también reconocida investigadora argentina, Andrea Pérez Simondini, forman parte de CEFORA (Comité de la República Argentina para Estudios de Fenómenos OVNI), organización que ha solicitado al Ministerio de Defensa de Argentina, a su Presidencia y a su Cámara de Diputados, la desclasificación de documentos relacionados con la actividad de los no identificados en dicho país. 

de todo. Estos días he tenido la oportunidad de visitar el Museo Ovni, donde encontramos libros, grabaciones y fotografías relacionadas con la ufología. En sus estanterías, alberga obras ufológicas en varios idiomas, todo tipo de figuras y objetos decorativos relacionados con esta temática, así como muestras recogidas en distintos escenarios en los que se han producido sucesos de objetos voladores. El Museo Ovni cuenta con plantas recogidas del interior de crop circles, vísceras procedentes de animales mutilados en extrañas circunstancias, ropa malograda de un testigo que fue atacado por un ovni o restos de supuestos objetos voladores no identificados que se estrellaron contra la superficie de nuestro planeta. 

Entre las piezas de este tipo, destacan dos trozos de un metal que parece volverse translúcido en determinadas circunstancias y que procede de un objeto que se estrelló en Victoria, en los noventas, produciendo un enorme cráter, tras el impacto. 

El lugar también guarda un trozo metálico perteneciente a un objeto que impactó en Tacuarembó, Uruguay, en 1973. También, el insigne investigador Fabio Zerpa donó a este museo restos de una pieza que impactó cerca de la casa del coronel Domingo Mercante, antiguo gobernador de Buenos Aires, en 1968. 

Uno de los objetos más destacados del museo es una pieza procedente del suceso ovni de Ubatuba, Brasil, de 1957. Se trató, supuestamente, de un ovni estrellado y Silvia Pérez Simondini obtuvo acceso a la pieza y comenzó a realizar estudios para comprobar si realmente se trataba de algo anómalo. Se comprobó que la composición de este resto es magnesio en estado puro y, recientemente, debido a un análisis que el reconocido ufólogo Jacques Vallée realizó a la pieza, se ha tenido conocimiento de que este objeto presenta un isótopo de magnesio no reconocido en nuestro planeta. 

Como se observa, el Museo Ovni alberga tesoros ufológicos procedentes de distintos países y, gracias a la labor que realizan Silvia y Andrea Pérez Simondini, es posible tener acceso a los mismos por parte de cualquier interesado en estas temáticas. 

El Museo Ovni abre sus puertas todos los fines de semana. 

TUS COMENTARIOS