Investigación secreta OVNI

Investigación secreta OVNI
Afirman que EU pidió copias de archivos sobre este tema en México, en los 50
Yohanan Díaz Vargas
22/11/2020 - 16:36

En el ámbito internacional, México siempre ha jugado un papel importante en la investigación del tema Ovni, ya que se tiene dentro de la casuística nacional cientos de videos, fotografías, testimonios.

Es así que en varias ocasiones desde la década de los 50, autoridades de Estados Unidos solicitaron de manera oficial copia de los archivos que existieran de Ovnis en nuestro país. 

No podemos dejar de lado los avistamientos que fueron investigados por el cuerpo diplomático de la Unión Americana en Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León y Chihuahua de lo cual se tienen los documentos desclasificados tanto por el FBI como por la CIA, donde dan a conocer estas actividades que eran reforzadas por reporteros de diversos periódicos.

Uno de los hombres mejor informados sobre el tema de los avistamientos Ovnis, aterrizajes, contactos con seres extraterrestres, mutilación de ganado, entre muchos otros temas, fue el director de la Oficina Federal de Investigación, FBI, Edgar Hoover, que encomendó a cada uno de sus agentes darle seguimiento a ese extraño fenómeno que era poco comprendido pero que sí preocupaba a las autoridades gubernamentales y militares.

El 5 de abril de 1949 la Embajada de Estados Unidos en la capital del país envió una Memorándum al director del FBI con el título: “Discos voladores”, donde se solicita una copia del “manual” donde había recomendaciones concretas para que los agentes asignados en México lograran recabar información y ser instruidos sobre el manejo de datos sobre los “discos voladores”, una recomendación que según este documento era brindada por la Fuerza Aérea estadounidense, es decir, les agregaron a sus tareas de inteligencia el seguimiento de reportes Ovni.

En un segundo documento, fechado el 4 de mayo de 1949, se envió una respuesta de la oficina de la dirección del FBI donde se afirma que se incluyen copias de un “manual” con las indicaciones para manejar la información de las “aeronaves no convencionales” emitido por la Fuerza Aérea, un “documento clasificado” que se había distribuido entre todas las embajadas de Estados Unidos en el mundo el 15 de febrero de 1949 y que por alguna razón, no se habían repartido en la República mexicana.

En un tercer documento de esta misma serie de folios se confirma que en total se mandaron 50 copias del área de Inteligencia del Aire a un mismo número de personas desplegadas en todo el territorio mexicano que formaban parte del cuerpo diplomático norteamericano. 

La pregunta es qué les preocupaba del fenómeno Ovni, o sabían algo más que no hemos logrado comprender. No es usual que durante décadas hayan afirmado públicamente que los ovnis no existieran, pero que en lo privado le daban puntual seguimiento a los avistamientos Ovni, así como a los investigadores involucrados en los casos más impresionantes.

 

TUS COMENTARIOS