De viaje con los extraterrestres

ENIGMAS VIAJES EXTRATERRESTRES OVNIS
Próspera fue secuestrada por aliens, quienes le practicaron toda clase de estudios; 30 años después, cuenta su historia
Yohanan Díaz Vargas
30/09/2019 - 16:35

Durante mi viaje a España no podía dejar de viajar a Murcia para conocer en persona a Próspera Muñoz. Cuando tenía ocho años, vivió un episodio de abducción, o mejor conocido como “secuestro extraterrestre”, que sólo pudo recordar décadas después, a raíz de que su esposo José María Semitiel le invitara a leer un libro de ufología; aquella obra hizo que la memoria dormida de Próspera despertara. 

Poco después de recuperar los recuerdos de este impresionante episodio, contactó con el pionero de la investigación ovni en España, Antonio Ribera, el primero de muchísimos investigadores —Juan José Benítez, por ejemplo—, que se han desplazado, a lo largo de estos años, hasta Jumilla, en Murcia, para investigar la experiencia de Próspera, considerada un auténtico caso de abducción y jamás puesto en duda por ningún estudioso del tema.

Según me cuenta Próspera, el suceso tuvo lugar en 1947, precisamente el año en el que inicia la ufología, el estudio de los objetos voladores no identificados, tras el avistamiento de Kenneth Arnold en el Monte Rainier, en Washington, y el caso Roswell. 

Extraen sangre a ovejas

El día del primer encuentro, Próspera estaba en compañía de su hermana Anita y de su tío Juan, al atardecer, cuando vieron surgir, junto a una montaña cercana, unas luces extrañas. La aparición de las luminarias coincidió con la extraña muerte, en aquella zona, de unas ovejas a las que les habían extraído toda la sangre y arrancado los genitales.

Poco después, estando al interior de casa, vieron un aparato que aterrizó junto a la ventana y “vimos salir a dos seres con un mono blanco, con un traje de una sola pieza”, en sus propias palabras. Aquellas entidades entraron en la casa a pedir agua y les preguntaron a las niñas que si querían participar en un experimento altruista. 

Próspera dijo que sí. No recuerda la conversación completa con estos seres, pero sí que le dijeron que venían de Venus, pero no del Venus que nosotros conocemos, y le pidieron que tanto ella como su hermana se lavaran con agua una vez que se hubiesen marchado. Igualmente, le comentaron que tardaría más de tres décadas en recordar lo que le estaba ocurriendo.

Es complicado resumir una experiencia ufológica tan amplia como la de Próspera Muñoz, que ha tenido varios encuentros a lo largo de su vida con estos seres, pero sí podemos reflejar aquí la vivencia más impactante, la visita de la testigo al interior de la nave de estos seres y el estudio médico al que fue sometida. 

cuatro dedos. Según me explica, subió a través de una especie de elevador de luz y, al llegar arriba, había muchos seres; tenían cuatro dedos e iban vestidos con ropa idéntica a la que usan los médicos en los quirófanos. Dentro de la nave, Próspera estuvo tumbada en una camilla, y los seres le realizaron un examen físico en profundidad, tomando muestras de piel y también de pelo. Le hicieron, igualmente, un examen vaginal y anal. Además, Próspera asegura que a través de la nuca, le inyectaron dos cápsulas en la cabeza. 

Al recordar, muños años después, esta increíble experiencia, Próspera tuvo constancia de una de las peticiones que le hicieron estos seres: difundir su vivencia, contarle al mundo que ellos ya están aquí. Ella dará una conferencia el 27 de junio de 2020.

TUS COMENTARIOS