FUTBOL INTERNACIONAL

Selección Mexicana Sub 22 se impuso 1-0 a China y está en semifinales

Paolo Yrizar volante de los Gallos Blancos de Querétaro fue el autor del único gol del encuentro

elección Mexicana Sub 22 1-0 China
Deportes 10/06/2019 10:13 Redacción Actualizada 10:16
 

Vitrolles.– La Selección Mexicana Sub 22 se impuso 1-0 a China, con lo que logró su boleto a semifinales del Torneo Maurice Revello, que antes era conocido como Esperanzas de Toulón.

Paolo Yrizar, volante de los Gallos Blancos de Querétaro, fue el autor del único gol del encuentro. Con este resultado el equipo mexicano llegó a siete unidades para ocupar el segundo sitio del Grupo C y buscar el juego por la gran final el cual será ante Japón el miércoles entrante; en tanto que en la otra semifinal Brasil buscará el juego por el título en contra del equipo de la República de Irlanda.

El destino del Tri estaba en sus manos, el triunfo le bastaba para amarrar su boleto, sin embargo, por lo mostrado en sus dos anteriores partidos, se dedujo que no sería algo sencillo, teoría que se cumplió dentro de la cancha.

Más allá de que se apoderó del esférico, la idea para darle claridad en los ataques apareció en pocas ocasiones en el cuadro de Jaime Lozano, sólo se generaron un par en el primer tiempo, que no terminaron en gol gracias a la intervención del portero Chen Wei.

En el complemento se acentuó el control del cuadro mexicano, pero mantuvo esa falta de profundidad para reflejar un claro dominio sobre el cuadro asiático.

A los 59’ fue capaz de abrir el marcador en una jugada en la Eduardo Aguirre abrió por derecha a Yrizar, quien disparo a portería, pero el balón fue tapado por la defensa, pero en el segundo no dudó y la puso en el fondo de las redes. El conjunto mexicano sabía que no podía conformarse y que necesitaba una segunda anotación para finiquitar el juego, por lo que mantuvo la actitud de ir al frente. 

Los últimos minutos fueron dramáticos ya que el cuadro chino se fue al frente en pos del empate, pero México logró mantener el cero en su puerta.  

Comentarios