horrible final

Revelan que a futbolista le mutilaron los genitales cuando aún estaba vivo

Al futbolista Daniel Correa lo degollaron y le cortaron los genitales, en un arranque de celos

(Foto: Archivo El Gráfico)

Deportes 07/11/2018 12:09 Redacción Actualizada 12:09
 

La policía presentará cargos por homicidio contra la familia implicada en el asesinato del futbolista Daniel Correa Freitas, a quien mutilaron de los genitales estando vivo.

El empresario Edison Brittes, sospechoso de asesinar al futbolista, la esposa de este y la hija de ambos, deberán responder por los cargos después de que las autoridades reconstruyeran lo ocurrido la noche que murió Correa.

Las autoridades tienen la "seguridad" de que la familia Brittes "mintió" en la declaración ofrecida a la policía. "Ellos inventaron una historia, la modificaron, y coaccionaron a varios testigos".

Correa, que jugaba prestado en el club Sao Bento, de la segunda división brasileña, llegó el viernes 26 de octubre a Curitiba para asistir a la fiesta de cumpleaños de la joven Allana Brittes, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

Concluida la fiesta, el futbolista y otras personas fueron fueron a la residencia de la familia Brittes para "seguir la parranda".

Según las investigaciones el futbolista de 24 años fue sorprendido en la cama con la mujer de Brittes. Eso enfureció al empresario, quien le dio una paliza junto con sus guaruras. Luego, en un arranque de celos, lo torturó y asesinó.

De hecho, el futbolista le había mandado un whatsapp a un amigo, con una foto en la que se le veía acostado junto a la mujer. El cuate de Daniel le dijo que no hiciera locuras. La mujer de Brittes inventó ante las autoridades que había sufrido un intento de violación por parte del jugador. Y su esposo, Edison Brittes, siguió con la mentira.

"Él había entrado en la habitación, se quitó la ropa y cerró la puerta. Yo tiré la puerta y él estaba encima de mi esposa, que gritaba pidiendo auxilio", contó Brittes.

Según las autoridades, el jugador recibió una paliza dentro de la casa, después se lo llevaron a otro sitio y le cortaron los órganos genitales cuando todavía estaba vivo, aunque inconsciente. "Daniel, según testigos, se movía y estaba vivo", resaltó la policía. 

Análisis toxicológicos revalaron que Correa estaba "ebrio y totalmente indefenso" cuando fue "atacado" por cuatro personas. 

Comentarios