NACE UNA ESTRELLA

Raúl Gudiño ataja penal de último minuto y se convierte en el nuevo héroe de Chivas

El arquero tapatío se tendió sobre su derecha y a una mano detuvo el tiro
Redacción
01/10/2018 - 13:18

Los americanistas sentían el triunfo en su bolsa, en las tribunas los aficionados rojiblancos olían la derrota. Mateus Uribe se paró frente al portero para cobrar el penal. El portero Raúl Gudiño tenía la mirada clavada en el balón. Uribe jaló le gatillo, el público enmudeció, el arquero recostó sobre su derecha y a una mano atajó el disparo. Alarido rojiblanco y decepción azulcrema, en el digno cerrojazo para el 1-1 de este Clásico emotivo.

Así, Gudiño se perfila para ser la nueva estrella de las Chivas, porque además durante el desarrollo del juego evitó por lo menos tres goles al América.

Tras su atajada, el arquero brincó como impulsado por un resorte y todos sus compañeros fueron a abrazarlo; mientras que por el bando amarillo, su futbolistas se fueron cabizbajos, con un empate que les supo a derrota.

Con este resultado, los azulcremas llegaron a 21 unidades en el segundo sitio de la clasificación, mientras que los de Jalisco sumaron 15 puntos en el noveno escalón.

Esta vez el Clásico sí respondió a las expectativas que generó entre los aficionados de ambos equipos, que colmaron la tribunas del Estadio Azteca.

Durante los primeros minutos del duelo, el América se volcó con todo sobre la cabaña de Gudiño, pero su falta de puntería y en otras ocasiones las intervenciones del portero rojiblanco le impidieron el gol.

Y es que el portero fue factor para su equipo al salvar su meta en dos ocasiones. Primero con un disparo de media distancia de Oribe Peralta que mandó a un costado y después con un gran manotazo que evitó el primer tanto del juego, a cabezazo del propio Peralta.

Poco a poco Chivas fue inclinando la posesión de la pelota y eso generó emociones en ambas puertas, ante el regocijo del público.

Fue así que los sorprendió el descanso con empate sin goles, pero en un buen duelo.

 LO MEJOR. En el complemento, el juego se abrió y en el 58’ las Chivas pusieron el 1-0 a su favor. Josecarlos van Rankin se llevó a dos defensas por derecha y mandó servicio para Alan Pulido, quien mandó la pelota a las redes.

América estuvo cerca del empate cuatro minutos después en un remate de “tijera” de Paul Aguilar que pasó a un lado, cuando Gudiño estaba vencido.

Ya con Andrés Ibargüen y Henry Martin en la cancha, América se fue al frente en pos de la igualada que Gudiño les volvió a negar al sacar con un manotazo especular un disparo de Oribe que iba directo al ángulo, al minuto 77.

El 1-1 llegó al 80’. Ibargüen peleó y ganó por izquierda para quitarse a un rival, entró al área y sacó un tiro con efecto que pegó el poste antes de colarse al fondo de las red es.

Ya en el minuto 94’, Gudiño derribó dentro del área a Henry Martin. El árbitro César Ramos pitó pena máxima.

Mateus cobró y el portero tapatío atajó con solvencia, para salvar a Chivas y levantar la mano en este Súper Clásico. Ha nacido una estrella.

 

TUS COMENTARIOS