lucha libre

Pese a lesión, Mystique se aferra a convertirse en figura del CMLL

Pese a lesión, Mystique se aferra a convertirse en figura del CMLL
Dos meses después de la caída comenzó la rehabilitación, una larga terapia de diez sesiones que la tendrán de vuelta a finales del año, o tal vez hasta principios del 2020
Gabriel Cruz
02/11/2019 - 20:35

LuchaR en cuadriláteros a punto del desplome, en las peores condiciones posibles, es parte de la 'formación' de un luchador profesional. Así lo entendió hace tiempo Mystique, a quien el destino 'castigo' con una dura lesión en el mejor escenario en territorio azteca, la Arena México, testigo del momento que provocó la ausencia de la enmascarada en los enlonados. 

Una fractura en la clavícula izquierda fue el resultado de un percance sobre el ring, en el peor momento para la capitalina, mientras buscaba el cetro universal femenil del CMLL. “Lo más complicado es dejar de ejercitarte, pierdes todo el ritmo, lo ganado en el gimnasio. Cuando una lesión pasa en algo tan básico te resta confianza. Jugar con las cuerdas es un riesgo muy grande, no me caí por tonta, al contrario, es parte de la lucha moderna, de estar innovando para dar un mejor espectáculo”.

Dos meses después de la caída comenzó la rehabilitación, una larga terapia de diez sesiones que la tendrán de vuelta a finales del año, o tal vez hasta principios del 2020. 

“El día que regrese a la Arena México me volverá a dar miedo, pero eso no va a mermar mi intento de ser mejor cada día. Sentí vergüenza por lo que pasó, por tanto que se pidió la proyección a las amazonas, tanto que dije que quería ganar y no hice nada. Fue vergonzoso”, lamentó.

Aunque no se arrepiente de haberlo intentado. “Es una lección muy dura. A nadie le agrada alejarse de tu trabajo, pero en mi caso, me alimenta a volverlo a hacer hasta que ese movimiento me salga. Es algo que he hecho en peores condiciones de trabajo y lo volveré a hacer”.

Sabe que no es algo para lo que vive preparada, “pensamos que no va a pasar. Ese día me encomendé para que no pasara nada pero sucedió. Afortunadamente la empresa si está lista para percances de este tipo, y no me faltó ni me ha faltado nada para enfrentar este momento”.

A la distancia, con la nostalgia del ring en su mente, se aferra a su personaje, “porque llevo años trabajando esta oportunidad. No lo voy a negar, que cuando pasa esto te preguntas si estás en el camino correcto, pero muchos compañeros me hicieron entender que no estoy equivocada. Me falta preparación y voy a trabajar duro, pero me aferro al tiempo que me ha costado ser luchadora profesional”.

 

TUS COMENTARIOS