encienden el infierno

Más de 20 mil aficionados asistieron a la inauguración del Alfredo Harp Helú

Más de 20 mil aficionados asistieron a la inauguración del Alfredo Harp Helú
López Obrador tomó un guante negro y le lanzó a Harp Helú la primera bola para pasar al juego
Redacción
24/03/2019 - 08:53

Por Horacio Jiménez

El presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrentó al público de la pelota caliente, y a pesar de que es su deporte favorito, el respetable no tuvo clemencia y fue ponchado por la afición.

Obrador se enfundó en una reluciente chamarra roja para inaugurar el estadio Alfredo Harp Helú, que será la casa del equipo de beisbol de los Diablos Rojos del México e inmediatamente después de que fue presentado, el público lo recibió con abucheos y rechiflas.

Se dirigió al montículo, junto con el dueño del equipo escarlata, Alfredo Harp; de su hijo, Jesús López y de la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara para lanzar la primera bola y que así arrancará el partido inaugural de exhibición entre Los Padres de San Diego y Diablos Rojos.

Obrador adelantó que daría un breve discurso porque había algunos integrantes de la porra del equipo fifí. “Me da mucho gusto inaugurar este extraordinario estadio de beisbol”.

Agregó que va a impulsar todos los deportes, y a darle apoyo al beisbol infantil, juvenil, amateur y profesional porque el beisbol es más que un deporte, es una pasión, “que requiere de cabeza, de corazón y de carácter, eso es el beisbol”.

Harp Helú le agradeció que los haya acompañdo, “porque él ama al beisbol como lo amamos todos nosotros”

Entonces, López Obrador tomó un guante negro y le lanzó a Harp Helú la primera bola para pasar al juego. Mientras se retiraba al dugout de Los Diablos, López Obrador golpeaba el fondo de su guante con el puño.

 

 

 

TUS COMENTARIOS