Marioni guarda en su corazón la final entre Pumas y Chivas

marioni_pumas_final
EL 'Barullo' habló sobre aquel duelo que se definió en tanda de penaltis
Redacción
04/10/2019 - 18:04

15 años han pasado desde que los Pumas conquistaron su cuarto título de Liga, ese que le ganaron en penaltis al Guadalajara, su rival de este fin de semana. 

Aquel conjunto, que a la postre consiguió el primer bicampeonato en torneos cortos, tenía entre sus filas —y como referente— a Bruno Marioni, que en charla con EL UNIVERSAL Deportes, vuelve en el tiempo, invadido por la nostalgia de una época distinta, en la que auriazules y rojiblancos eran protagonistas del futbol mexicano.

"Fue increíble ganar esa final, por el gran equipo que éramos y por haber derrotado a un rival tan importante como Chivas", recuerda. "Lo disfruté muchísimo, lo guardo en mi corazón y en mi memoria para toda la vida". 

Aunque el Barullo no marcó en la Final, fue pieza clave para que los felinos culminaran el Clausura 2004 como sublíderes, con una aportación de 15 anotaciones que, además, le otorgaron el título de goleo, compartido con Andrés Silvera, de los Tigres. 

Pero una vez en la instancia definitoria del campeonato, anotar pasaba a segundo plano. El equipo era la prioridad y el argentino, con la contundencia que lo caracterizaba frente al marco, describe: "Qué momento tan glorioso". 

 

Pumas festejando el campeonato obtenido en CU: Archivo

Y es precisamente esa gloria la que le valió convertirse, más de una década después, en el director técnico de los universitarios, puesto que le fue arrebatado con la llegada de Jesús Ramírez a la dirección deportiva. Marioni, sin embargo, no le guarda rencor al club que lo trajo a México y se enfoca en el presente. 

"No me esperaba salir de Pumas, creo que las cosas se habían hecho más o menos bien con las condiciones en las que estábamos, pero la decisión se tomó. Ahora disfruto los momentos libres con mi familia y hago un Master en Gestión Deportiva en la academia Johan Cruyff", cuenta. 

Si bien los primeros pasos de Miguel González, actual estratega auriazul, dejaron más dudas que certeza, los del Pedregal han corregido el camino parcialmente y se encuentran en zona de liguilla, donde su exgoleador los quiere ver. "Todos los procesos con entrenador nuevo necesitan tiempo y trabajo; estos te dan los resultados y ojalá le permitan al entrenador actual poner a Pumas dentro de los primeros ocho", deseó Marioni.

La realidad de Universidad y del Rebaño Sagrado es pobre en comparación con lo que estas instituciones ofrecían hace unos años, pero sin importar las diferencias y los tropiezos que han definido su rumbo, los hombres que ahí brillaron se mantienen deseosos de verlos triunfar.

 

TUS COMENTARIOS