lucha libre

Luchador Titán apostará la máscara contra cabellera del Cavernario

lucha libre máscara
El enmascarado siente que es el momento adecuado para jugarse la máscara; tiene en la mira la cabellera del Cavernario
Gabriel Cruz
14/12/2019 - 20:01

Titán se ha dado los suficientes tropezones en la lucha libre, como para creerse los elogios, cada vez más frecuentes, con los que es premiado su trabajo sobre los cuadriláteros. 

“Lo que no puedo perder en esta faceta es el hambre de aprender”, advierte cuando le pregunta sobre su éxito en los enlonados. “No esperaba ir tantas veces a Japón, y sé que dejé una huella en ese país. Pero me considero una persona humilde. He visto muchos casos, la fama es traicionera. Hay jóvenes que le batallamos hasta para comer, entonces cuando llega el ‘éxito’ es fácil perder el piso. He vivido muchas cosas que me han demostrado que somos iguales a cualquier otra persona”.

Le tocó ser luchador, dice que el destino premio sus sueños de infancia, “hacer lo que amo es maravilloso, pero no hay tiempo para ‘perder el piso’. Espero que nunca se me vaya a dar eso, mi familia es importante para evitarlo”.

El trabajo lo absorbe y son pocos los momentos que pasa en familia, “así que los valoro. Uno de mis grandes sacrificios fue dejar a mi familia en Guadalajara, me vine a rifármela. Otro sacrificio es dejarlos mucho tiempo, pero es parte de la vida y todo es para ellos también”.

Y lo volverá a hacer muy pronto, cuando sea parte de otra Fantasticamanía, en enero, “Algo que me emociona. Japón es un lugar que me encanta, su cultura, su gente, su afición. Es algo de lo que te enamoras, me ayuda a seguir creciendo”.

TIEMPO DE COSECHAR El tapatío ha tenido luchas importantes pero sabe que le falta algo que marca a los estetas: ganar una máscara o cabellera en la Arena México. “Una lucha de apuestas, quiero ese tipo de experiencias y creo que es el momento de buscarla. Bárbaro Cavernario es un rival natural para mi, nos sacamos la casta cuando nos enfrentamos. Lo admiro pero arriba del ring se pierde el respeto, quiero esa lucha”.

Ha sido un año de evolución y está todo el tiempo en actualización, desde la imagen hasta el entrenamiento. “Identificar lo que le gusta a la gente, trabaja en eso y estar al tanto de lo que pasa en otros países. He aprendido mucho desde que era Palacio Negro, era un personaje que se quería ‘comer el mundo’, desde que salía de la pasarela quería dejar huella en los aficionados. Hasta la fecha me dicen que les gustaba más ese nombre, fueron tres años y lo recuerdo con mucho cariño y emoción. Pero ahora busco la consagración profesional en la Arena México y trabajo para tenerla.”

 

TUS COMENTARIOS