Es fan de la Parka

Heroína practica el estilo más peligroso de la lucha libre sobre el cuadrilátero

Heroína practica el estilo más peligroso de la lucha libre sobre el cuadrilátero
La luchadora perdió la máscara el 4 de diciembre del 2015 con Krystal, en la arena femenil de Monterrey
Gabriel Cruz
21/03/2020 - 23:36

Ser luchadora ya es una aventura ligada al riesgo, pero ser luchadora extrema es un reto a la muerte que no tiene límites.

Heroína, la chica que nació en el norte de México y lloraba de emocíon cuando veía luchar a la Parka no conoce los límites cuando se sube a gladiar. “Es algo que disfruto, me encanta hacerlo y la prueba es que soy doble campeona extrema”.

De cara a cada cita con los alambres de púas, tachuelas y lámparas, la Heroína no es muy distinta a las demás, camina a la arena con su maleta, sin prisa pero decidida. “Te mentalizas a lo que vas, sabes que nos vas a salir igual de como entras, pero en cuanto empiezo a cambiarme todo cambia, ser Heroína y además, Heroína extrema es muy fuerte, debes estar muy concentrada en lo que vas a hacer, aunque a veces quiero que las cosas se salgan de control. Tienes que estar a las vivas porque así es la lucha extrema”.

La Heroína es su amiga de batallas, de depresiones, de momentos de soledad, que la lleva a conocer el país, la que le saca fuerzas cuando ya no las halla en ninguna parte. Aliada a ella soportó la pérdida de su incógnita y juntas salieron fortalecidas, “fue un momento duro, porque trataba de combatir una etapa de mi vida en la que prefería esconderme, literal, ya no quería que me vieran la cara, y dejar ir esa parte fue doloroso pero en la nueva etapa la gente me aceptó más”.

Marzo es el mes de la mujer, y la que se esconde tras Heroína lo vive curándose las marcas de guerra más recientes, para ella no hay tregua. “Las acepto y me dicen que no importa lo que pase, me voy a levantar, al día siguiente me costará trabajo hacerlo, pero cada marca que veo en mi cuerpo es una satisfacción para mi. En mi vida he vivido violencia como mujer, las cicatrices me dicen que si mi cuerpo va a sanar, mi mente también, mi corazón también y el alma también, las veo y sonrío porque significan haber ganado una batalla más”.

 

TUS COMENTARIOS