LIGA MX

Gudiño, un arquero que pasó del infierno al cielo

Pupilo de Casillas, fue acusado de amañar partidos; ahora es el nuevo héroe de Chivas
Redacción
02/10/2018 - 13:04

Raúl Gudiño tuvo un debut de ensueño en el Clásico nacional ante América, al atajar un penal en la última jugada para ser la figura del partido.

Pero el pasado de este guardameta es de altas y bajas. Pasó del infierno de ser acusado por supuestos amaños de partido al cielo en México, al convertirse en el nuevo héroe rojiblanco y posible futuro arquero de la Selección Mexicana.

El guardameta del chiverío ha adquirido tanta notoriedad por su gran atajada a Mateus Uribe en el minuto 95 que, incluso, muchos ya lo consideran la nuva estrella de México. Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas.

Luego de tener un gran Mundial Sub 17 con el Tri en 2013, el portero fichó con el Porto sin haber jugado en la Primera División. 

Disputó su primera temporada para el Porto B y un año después fue promovido al primer equipo, a donde llegó junto al español Íker Casillas, su ídolo desde que era un niño. 

“A mí me tocó aprender y trabajar lo máximo posible con él. Me dio muchos consejos y es alguien a quien admiro como persona”, declaró Gudiño sobre su relación con Íker, de quien fue suplente.

“Uno siempre sueña con conseguir un poco de lo que hizo él tanto dentro como fuera del campo. Casillas, como portero , se enfoca en el trabajo, pensar en grande y en que los sueños son posibles”, añadió el mexicano. 

FUERTE ACUSACIÓN. En 2016, debido a su inactividad, el Porto decidió prestar a Gudiño al Unión de Madeira, donde fue duramente criticado por su ex entrenador Luís Norton, quien dijo que sus malas actuaciones en el club lusitano se debían a que había amañado partidos.

Gudiño nunca fue procesado ni acusado formalmente. El portero mexicano denunció la “absoluta falsedad” de los dichos de Norton.

De vuelta en el Porto para la temporada 2016-2017, volvió a estar bajo la sombra de Casillas, quien calificó a su ex compañero como “crack” y un “jugador de peso”. 

Un año después, el club volvió a cederlo, en esta ocasión al Apoel Nicosia de Chipre, en el que jugó seis partidos en la 2017-2018. 

Con sus 1.96 metros de altura y de vuelta por segunda vez al Porto, Gudiño fue fichado por Chivas, donde jugó en las fuerzas básicas. 

Desde el domigo pasado ya escribió su nombre en el libro de las hazañas de El rebaño Sagrado en los duelos por el orgullo ante las Águilas, al salvar al equipo de la derrota ante el odiado enemigo deportivo.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS