Futbol

Excapitán de la Selección Mexicana Gay se manifiesta contra grito homofóbico

Excapitán Selección Mexicana gay grito homofóbico
Andoni Bello, excapitán del Tri gay, dice que sí es en clara alusión a ellos
Édgar Luna
24/09/2019 - 10:17

Son apenas unos segundos, no menos de cinco, máximo 10.

Inicia cuando el portero coloca la pelota en la línea del área chica para realizar un despeje, ahí comienza el: “¡Eeeeh!” y, cuando la golpea, el grito se completa: “¡Puto!”.

¿Grito para divertirse?

¿Grito para ofender?

La FIFA ya aseguró que es una forma de discriminación a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual. Pero a esta comunidad, ¿en verdad le ofende?

“Sí, obviamente es un grito dirigido a nosotros, que nos alude”, señala enérgico Andoni Bello, quien en algún momento fue capitán de la Selección Mexicana Gay.

“Es una palabra que se usa para denigrar a la población de la diversidad sexual. No es algo que podamos ocultar y, si alguien dice que significa otra cosa, es estar ciego”, sentencia, molesto, el futbolista.

Para Bello, los esfuerzos que han hecho hasta ahora la Liga MX y la Federación Mexicana de Futbol no han sido suficientes para erradicarlo.

“Daban algún pronunciamiento antes de los juegos, pero por presión de la FIFA. La realidad es que los directivos de la FMF son los más machistas que hay. A nosotros [la selección gay], nunca nos quisieron apoyar. Mejor en el beisbol ha existido mayor pronunciamiento a favor de la diversidad y el VIH, que en la Liga MX”, lamenta.

Bello espera que estas nuevas normas impuestas no sean lo único que se haga: “Ojalá haya un trabajo mayor. En otros países hay fans que entran al estadio con la bandera del arcoiris y son aceptados, y hay muchas aficiones que no tienen que estar denigrando al contratrio con gritos racistas, clasistas u homofóbicos, y —aún así— la localía pesará, el visitante sabrá que no ganará tan fácilmente”.

Es un trabajo de todos y por todos los involucrados: “El respeto y la tolerancia empieza por parte de todos nosotros, desde las empresas, los equipos, la afición, los jugadores, los medios. En todos lados nos dicen que hay que ser un buen ciudadano y muchas veces se van por la imagen hetero. Ojalá esos mismos señalen el respeto a todos, sean gays, lesbianas o transgéneros”.

Otra cuestión es que el mismo deportista, con una inclinación sexual diferente, se atreva a abrirse: “Sí, se debería comenzar desde adentro, desde que el jugador acepte”. 

 

TUS COMENTARIOS