COSTALAZOS

El Baby Camaleón no pierde de vista el objetivo de ser estrella y luchar en el extranjero

El Baby Camaleón no pierde de vista el objetivo de ser estrella y luchar en el extranjero
La ruta hacia el estrellato aún es larga, pero tiene claros sus objetivos
Gabriel Cruz
09/08/2020 - 22:32

Una década en la lucha libre le han dejado varias marcas al Baby Camaleón, pero no lo suficientemente dolorosas para quitarle el sueño de vivir de los costalazos.

“Estoy cerca de los once años como profesional y me atrevo a decir que vivo de la lucha libre. Antes de la pandemia mi trabajo siempre fue ese. Así que claro que es posible vivir de ella, es complicado pero no es imposible”, advierte.

La clave está en la manera en que se enfrenta el reto. “Si día con día te esfuerzas en tener una buena imagen y luchisticamente eres bueno, seguro que no te faltará trabajo, pero si lo agarras por distracción o por hacer ejercicio, jamas vivirás de esto”.

Y es que ser un luchador profesional va más allá de las palabras. “Es aquel que ama, respeta, se apasiona y se disciplina por la lucha libre. Muchos se dicen luchadores, pero lo hacen para tener la experiencia de que les pidan una foto o un autógrafo, para mi eso no es ser luchador profesional”.

Un camino en el que los consejos de su tío, el Camaleón, ha sido fundamental. “Gracias a él me convertí en un luchador disciplinado. A él le debo todo lo que soy porque fue mi maestro, me enseñó el estilo de la vieja escuela”.

La ruta hacia el estrellato aún es larga, pero tiene claros sus objetivos. “Quiero llevar mi trabajo a todo el país y al extranjero. Y por qué no, encontrar la oportunidad de pertenecer a una empresa importante”.

Y aunque su personaje tenga la cualidad de cambiar de tonalidad, aclara que Camaleones solo hay tres. “La dinastía está conformada por el Camaleón, Baby Camaleón y Baby Camaleón II. No hay más, somos los únicos, por aquello de los clones”, sentenció.

 

TUS COMENTARIOS