Liga MX

Cruz Azul vence a Toluca tras un reñido partido

Cauteruccio impulsó el triunfo de Cruz Azul, que es líder y llegó invicto a la fecha seis; Toluca se lo puso difícil

(Foto: Archivo El Gráfico)

Deportes 23/08/2018 11:58 Antonio Esquivel Bernal Actualizada 11:58
 

Cruz Azul no se achica ni ante el mismo diablo. Aunque con apuros sacó el triunfo ante Toluca, por 1-0 y sigue invicto. Llegó a seis jornadas sin derrota, es líder general con 16 puntos, y su afición tiene motivos para celebrar.

En cambio, Toluca se estancó con diez unidades, sufrió su segunda derrota del torneo y tuvo su primer partido sin poder anotar.

Celestes y escarlatas pusieron en práctica aquella máxima que versa que “la mejor defensa es el ataque”.

Como si fueran dos boxeadores comenzaron con intercambio de golpes. El primero que soltó “las manos” fue Martín Cauteruccio, pero su tiro pegó en la red por fuera de la portería.

En la siguiente jugada los del Estado de México contestaron la agresión con un centro al área de Cristian Borja que El Quick Mendoza mandó a la tribuna, cuando estaba solo frente al marco defendido por Jesús Corona.

Pedro Caixinha envió a la cancha a Martín Cauteruccio y a Milton Caraglio, dos centros delanteros que parecían gemelos en la cancha. Y en un par de jugadas se reclamaron porque se estorbaron y perdieron el balón.

Al ver eso el técnico portugués le pidió a Caute que jugara por fuera, mientras que Milton debería meterse al área; además, alternarían la posición en la punta para confundir al rival.

Fue a partir del minuto 20 que el juego se volvió predecible: Los cementeros se adueñaron del balón y arrinconaron a su rival en su propia cancha, mientras que los rojos jugaron al contragolpe con el tridente que conformaron Cristian Borja, Luis Quiñones y Enrique Triverio.

REGALITO. La monotonía se rompió a diez minutos de irse al descanso, pues el tanto azul llegó por un error del portero Alfredo Talavera. Rafael Baca sacó un zapatazo en el 34’, pero el guardameta de los Diablos “escupió” el esférico al centro y llegó Cauteruccio para empujar el 1-0. 

En el inicio de la segunda parte el protagonista fue el público celeste, que prendió la luz de sus celulares e hizo un mosaico brillante. Al mismo tiempo, gritaron a una sola voz : ¡Azul!, ¡azul!

Cristian Borja estuvo a punto de apagar la euforia, cuando intentó un remate frente a la portería y envió su cañonazo a la tribuna.

Minutos después, William Da Silva se quitó un par de rivales y llegó a la nariz de Corona, pero una barrida salvadora de Pablo Aguilar evitó el empate.

Caixinha decidió asegurar el marcador, por lo que los últimos quince minutos jugó sin delanteros y con nueve jugadores defendiendo su marco.

Edgar Méndez tuvo el de la puntilla, en el 90’, pero falló el mano a mano con Talavera. 

Comentarios