LIGA MX

Cracks del futbol mexicano están en extinción

En el Apertura 2018 ninguno de los 18 equipos tuvo un jugador creativo que portara la playera número diez y que moviera los hilos de su equipo
Antonio Esquivel Bernal
27/12/2018 - 15:08

Cuando se habla en el futbol de la playera número “10” el primer sinónimo que se viene a la cabeza es liderazgo, el siguiente es creatividad, un tercero es calidad y el último sería hombre que marca “diferencia” en el juego.

Sin embargo, en la Liga MX parece que este tipo de elementos son inexistentes o los técnicos malbaratan este número y se lo dan a cualquiera que muchas veces no tiene las características de mover los hilos del equipo durante los encuentros.

Para muestra sólo hay que ver los hombres que tienen esta playera en los cuatro equipos “grandes”. 

El América se lo dio a Cecilio Domínguez, quien es delantero. Él no dio un pase de gol en la temporada, colaboró con un tanto y de los 13 juegos que estuvo, sólo en seis fue titular.

Cruz Azul no canta mal las rancheras, pues la camiseta creativa se la dio a Walter Montoya, pero el volante chileno estuvo en cinco duelos, en uno arrancó el partido y su productividad fue nula, ya que no metió gol ni dio una sola asistencia.

Las Chivas no tuvieron cuidado a quien se lo daban, pues Javier López fue el designado. Lo malo es que “La Chofis” participó en 11 duelos, metió dos pepinos y no dio un solo pase para gol. Este jugador también estuvo “castigado” un par de jornadas, las cuales participó con la Sub 20.

Víctor Malcorra fue el más “activo” en la repartición de juego. El sudamericano abasteció con cuatro pases para que sus compañeros se hicieran presente en el marcador, pero él no lo hizo una sola vez, a pesar de que sí jugó en los 21 partidos de los Pumas en el certamen.

POCA PRODUCCIÓN. Edson Puch es uno de los delanteros del Querétaro, al que se le asignó el número diez. Pese a no ser volante, fue el hombre que repartió juego en el Apertura 2018, ya que dio cuatro asistencias.

Un caso peculiar es el de los Tigres, pues como de todos es conocido, André-Pierre Gignac fue el campeón de goleo con 14 tantos, pero él es habilitado como delantero, aunque sí es volante natural, lo malo es que sólo dio un pase de anotación.

Luis Montes en el León es otro caso muy parecido al del francés. Es claro que es un volante que presume ser creativo, pero en este torneo ha sido más productivo, pues metió cinco dianas y no dio pases para gol.

FALSOS CREATIVOS. EL jugador que fue el que más repartió juego y dio pase para gol fue el delantero Dorlan Pabón. El colombiano del Monterrey cedió 10 pases que sus compañeros convirtieron en anotación.

Le siguen tres jugadores que lograron siete pases para anotación en el Apertura 2018.

El primero es Mateus Uribe de América, hombre que por fin logró afianzarse en la media cancha azulcrema, aunque sus labores eran más de recuperación se dio tiempo para hacer jugar a sus compañeros.

Elías Hernández de Cruz Azul siempre ha tenido fama de ser goleador desde que estaba en el León.

Sin embargo, en su primera campaña con los de La Noria también se distinguió por surtir de balones a sus compañeros en el torneo.

El último de ellos fue Javier Aquino de Tigres. Un elemento que siempre ha sido muy activo por las bandas y este año lo hizo bien.

 

TUS COMENTARIOS