ESTRELLA DE LA WWE

Así considera Karrion Kross su experiencia con la lucha libre mexicana y su afición

Así considera Karrion Kross su experiencia con la lucha libre mexicana y su afición
La lucha libre habita su memoria desde la primera batalla en la que vio a Psicosis
Gabriel Cruz
09/08/2020 - 17:05

Desde el momento en que Karrion Kross pisó por primera vez la lona de NXT, en la empresa WWE, dejó claro que lo hacía para hacer bastante ruido, pero es un tipo que no olvida su pasado y acepta que haber luchado en México, lo dejó marcado.

“Mexico me hizo un mejor luchador, más completo. Como sabemos, el ‘wrestling’ y la verdadera lucha son dos cosas completamente diferentes”, comparte en entrevista con El Gráfico.

Es cierto, sabe que pudo haber sacado más provecho a su paso por la Triple A, “desearía que mi español fuera mejor, pero no he podido practicar como quisiera, pero les diré, México me ha empujado a hablar una lengua ajena, me ha soltado la boca”.

Trabajar lejos de casa, en un país donde la lucha libre es parte de su cultura, influyó en la personalidad de Kross. “Como persona, como ser humano, pasar tiempo entre EU y México me ha traído crecimiento como hombre, como individuo, explorando culturas”.

Caminar solo hacia un lugar que no es tu primer hogar, “me ha dado experiencias espirituales de mejora, las cuales han sido muchas, al pasar un tiempo por allá. Esos son buenos recuerdos”.

Y es que la lucha libre habita su memoria desde la primera batalla en la que vio a Psicosis. “Recuerdo estar al lado de mi abuelo, sentado viéndolo. Fue el primer encuentro que vi realmente”.

Las experiencias que obtuvo lo hicieron un luchador más valiente. “Esto no lo puede enseñar ninguna escuela. Viviendo en los caminos, manejando y a la vez trabajando frente a miles de personas. Se convirtió en algo similar a una demandante escuela, por lo que sé que me ayudó a crecer”.

Un ir y venir que advierte, lo hizo más culto y juicioso, “te sorprende tomar mejores decisiones, como digo, en casa, así considero a todo México. En la lluvia, en el aeropuerto, en los estacionamientos, en todas partes. Nunca estuve incómodo, siempre fui feliz”. 

A la afición mexicana la define así: “Su energía es completamente diferente y emocionante”.

 

TUS COMENTARIOS