Lucha libre

A Sanely se la comen los nervios

Sanely enfrenta mañana el reto de defender su máscara en la Arena México

Foto: Archivo. El Gráfico
Foto: Archivo. El Gráfico
Deportes 24/12/2016 15:30 Gabriel Cruz Actualizada 15:31
 

Con poco tiempo en la lucha libre profesional, Sanely ha tenido un año de grandes retos, así que cerrará el 2016 con una peligrosa apuesta, cuando se meta mañana a la jaula de Infierno en el Ring poniendo en juego su incógnita.

La heredera de Mano Negra no oculta el temor que le provoca una batalla tan especial en la arena México pero no se achica, “es un evento importante en el que la empresa apostó todo por nosotras. Me sudan las manos de pensarlo”.

A pesar de ser una novata en la empresa, presume orgullosa el que será su tercer evento de peso en el año: “Primero fue en la Copa femenil, luego la de leyendas y ahora esta que tiene un plus en el que cualquier falla o error me costaría la máscara. La quiero disfrutar”.

Acepta que la oportunidad le llega rápido porque es la más nueva en los costalazos, “las otras novatas en la jaula ya tienen amplia experiencia en el ramo independiente. Puede ser que vaya un poco en desventaja por esa cuestión pero tengo la energía, garra y hambre. El impulso y la sed de triunfo de la que me voy a agarrar”.

Mientras llega el momento, se prepara y reconoce que los nervios se la comen, “nunca he pisado una jaula y trabajo en mi aire, velocidad y la astucia que me permitan escaparme. Si me llego a quedar al final lo daré todo para defender mi tesoro”. 

Todo en juego. Seis máscaras y cuatro cabelleras se apostarán dentro de una jaula, en el coso de la colonia Doctores.

Comentarios