quiere dejar huella

Boxeador sueña con guiar a la juventud por el camino del bien, en Ecatepec

Pablo Daniel Martínez es un boxeador con mucha hambre de triunfo, de dejar huella en la niñezy juventud de Ecatepec

(Foto: Archivo El Gráfico)

Deportes 11/06/2018 23:03 Enrique Gutiérrez Actualizada 23:08
 

Se levanta a las 4 de la mañana, se va a correr y luego a entrenar a chavitos de Ecatepec, a quienes les da clases de boxeo, pero también de la vida... Pablo Daniel Martínez es un boxeador que tiene mucha hambre, pero no de fama, gloria ni dinero, sino de dejar huella entre los suyos.

Abogado de profesión, este peleador mexiquense viene de ganar su primera pelea el pasado 9 de junio y a pesar de que “ya pasó casi un año, ahora me puse a trabajar nuevamente para regresar a finales de julio”.

Sobre cómo ha influenciado en él su barrio, afirmó que “bastante, porque dicen que Ecatepec es el municipio más violento e inseguro. Lo tachan de ser feo, pero no todos somos así. Habemos gente trabajadora con hambre de hacer cosas en la vida”.

Y añade: “Ejemplos ha habido muchos, como Moisés Fuentes (campeón mundial paja y minimosca de la OMB), quien es mi mero camarada, así como (la también campeona de peso mosca del CMB) Jéssica ‘La Kika’ Chávez. Son personas que te inspiran porque no todos somos ni rateros, asesinos o violadores”.

Entonces señala: “En mi caso, por lo mismo que vivimos en un área violenta, el deporte sí me sacó del mal camino y me llevó por la senda del bien. Me da mucha hambre de superarme, destacar y salir adelante. Por eso acabé mi licenciatura y pues no todo es feo en Ecatepec”.

No obstante, reconoce que “la niñez y juventud sí están expuestas a cosas malas, que te jalan en la colonia. Uno empieza con el cigarrito, luego le entras a la mariguana, cocaína, se te hace vicio y ya chafeaste: Te conviertes en delincuente robándote un Gansito, luego un celular y terminas haciendo tonterías. Por eso a mí me gusta fomentar el deporte”.

Pero ni él está exento de la violencia: “Nunca falta el que te dice: ‘Yo tengo ganas de un tiro con un boxeador’ o ‘Jálate a ese, porque sabe meter las manos’... Entonces, pues uno se tiene que aguantar muchos corajes”.

“Creo que las generaciones que vienen serán el futuro, por lo que si uno deja que crezcan así pues al rato el chavito que fue maltratado será quien te robe o hasta el que te va a matar. Entonces es mejor llevarlos por el camino del bien, porque ellos pueden ser alguien en la vida también”, añadió.

Si casi un año sin pelear no le afectará en su regreso, aseguró que “no, porque también me ayudan mis hermanos, Alejandro ‘El Pollo’ Galindo, soy sparring de Moisés Fuentes y me apoya mucha gente, como Indalecio Ríos Valézquez, presidente municipal de Ecatepec. Ellos me motivan a querer hacer las cosas. Hay que trabajar duro, pero de manera inteligente”.

Comentarios