Liga MX

América liquida al gatito

El América no quiso sorpresas y sin despeinarse dio cuenta de los Pumas, que fueron acuchillados por el árbitro
Antonio Esquivel Bernal
06/05/2018 - 09:42

El América ni se despeinó para liquidar a los Pumas. Ayer, en el estadio Azteca, derrotó 2-1 (6-2 global) a los felinos y se colocó como el primer semifinalista del torneo.

Uno de los protagonistas del encuentro fue el árbitro Marco Antonio Ortíz, quien sacó siete tarjetas amarillas y dos cartones rojos.

El equipo de Coapa no quiso ninguna mala sorpresa de su rival y aprovechó un error en la salida de los felinos para tomar la ventaja.

Luis Fuentes perdió el balón en la salida, Mateus Uribe tomó el esférico y se lo cedió a Jérémy Ménez, quien se lo regresó en el área y el colombiano solo frente al marco puso el 1-0 en la pizarra.

En la siguiente jugada, los universitarios estuvieron cerca de empatar el marcador, pero el tiro de Marcelo Díaz fue enviado a tiro de esquina con un manotazo del portero Agustín Marchesín. 

A los 18 minutos los jugadores de Pumas mostraron su desesperación y en menos de un minuto el árbitro Marco Antonio Ortíz amonestó tres jugadores visitantes.

A Luis Quintana le sacaron el tarjetón por una falta sobre Oribe Peralta.

Pablo Barrera y Marcelo Díaz le reclamaron airadamente al silbante y les sacó también la amarilla, pero el sudamericano no se aguantó el coraje y siguió diciéndole de cosas al nazareno y éste lo echó expulsó.

RUGIDITO

A un minuto de irse al descanso, Jesús Gallardo recibió el balón en el área, se quitó la marca de Paul Aguilar y sacó un tiro cruzado que se fue a la red para el 2-1 ( 5-2 global) en el marcador y eso parecí dar vida a los auriazules.

Los Pumas estuvieron cerca del segundo, pero David Cabrera no aprovechó que las Águilas perdieron la pelota en la salida y cuando estaba solo en el área, estrelló el balón en el portero Marchesín. 

Los universitario se quedaron con nueve hombres, gracias a un error de apreciación del silbante, quien le mostró la roja directa a Nico Castillo por una supuesta patada sobre Edson Álvarez.

LA PUNTILLA

El segundo tanto de los de Coapa llegó a los 80 minutos. Aguilar le mandó un servicio a Andrés Ibargüen,, quien sacó un disparo de derecha para poner el 2-1 (6-2 global) definitivo. 

El nazareno entendió que no era necesario alargar la agonía del cuadro auriazul y no compensó ni un minuto para enviar al América a las semifinales y a los Pumas a su casa. En las próximas semanas se sabrá si David Patiño continúa al frente del equipo o el fracaso de esta campaña lo lleva a ser guillotinado por una directiva universitaria que también debería irse por los resultados adversos que se dieron durante la temporada y por la humillación ante América, que le dolió mucho a su afición.

 

TUS COMENTARIOS