El encierro no me deja 'echar pasión' a gusto

El encierro no me deja 'echar pasión' a gusto
Consultorio Sexual es un espacio informativo para resolver tus dudas sobre sexualidad y orientarte con responsabilidad. Esperamos tus inquietudes, preguntas, sugerencias a [email protected]
Cecilia Rosillo
02/06/2020 - 13:37

Hola, está pasando algo extraño en mi relación sexual con mi esposo y no sé qué pensar. Resulta que de hace unas semanas para acá hace el amor muy salvaje, él siempre ha sido pasional pero esto ya es mucho, ni cuando novios había estado tan salvaje como ahora. No quiero confundir salvaje con agresivo, no es maltrato sino una pasión muy desbordada, no hay golpes u ofensas, pero me toma con besos y caricias muy apasionadas, su embestidas se han vuelto mucho más intensas y no se le acaba el deseo, quiere diario y hasta varias veces. Estamos ya en nuestros ocho años de matrimonio y tenemos dos hijas pequeñas. ¿Qué le pasa? Romina J

El sexo, y en sí la vida sexual de las personas habla mucho de cómo se encuentran, ya que es un momento de intimidad donde se libera mucha energía y además se da la oportunidad a la persona de ser libre en sus expresiones, por lo cual en ese momento reflejan sus represiones, deseos, fantasías y demás conductas. Lo que a algunas personas están padeciendo en este momento es una sensación de encierro que liberan a través de la actividad sexual, es decir tu marido esta desfogando ese enojo o frustación contenida por estar encerrado cuando se siente libre de actuar, esto es en el sexo. No debes de preocuparte, de hecho es mejor que lo sque a que lo reprima y tenga mal humor y sea agresivo.

Hola, escribo para ver que me aconsejan, la verdad al principio del encierro pensé que las cosas con mi pareja (estamos en unión libre) iban a ser más padres, tenemos dos años viviendo juntos, pero las cosas no estan siendo como lo esperaba.Ya no lo aguanto todo el día aquí, los dos tenemos trabajo pero él con horario más amplio, que se hacía aun más porque le queda casi a hora y media de camino así que estabamos poco tiempo juntos en casa y lo aprovechabamos con sexo. Desde que trabajamos en casa, las cosas cambiaron porque ahora tenemos más tiempo juntos y en un principio lo usamos para revivir el romance de los primeros meses de vivir juntos pero ahora ya se me está haciendo un fastidio tenerlo aquí todo el día, porque no puedo hacer mis cosas con libertad, los dos hacemos quehacer y cooperamos en la casa pero yo sentía que este era mi reino y ahora él de apodera de todo.

Una de las grandes fantasías de las mujeres es tener acceso a su hombre de forma ilimitada todo el tiempo y todo el día hasta que eso se hace realidad y se dan cuenta que tener a la pareja todo el día en casa puede no ser tan ideal. Efectivamente el asunto  es una situación de territorio, cuando las mujeres no pueden  disponer a sus achas de todo el espacio hay conflicto, mientras que los varones son más proclives a tener espacios propios más específicos como “su sillón” “su tele” “su parte del cuarto” si sentirse invadidos por compartir la sala, la cocina, el comedor, etcétera. Lo único que puedes hacer es resignarte a compartir tu territorio, y establecer momentos muy tuyos en algún lugar como el baño mientras te haces una rutina de belleza y le pides que no entre ni te moleste. 

Buen día, estoy abrumado, el estrés no me deja tener sexo y esperaba lo contrario con el encierro. Somos una pareja gay y estamos tratando de llevar el resguardo lo más que podemos, yo soy muy social y mi trabajo es de animador de fiestas, y de produtos en tiendas y centros comerciales pero como ahorita no hay ni fiestas ni se promocionan producto, pues no tengo imgresos, estoy sacando lo que puedo haciendo algunas cosas para conocidos como servicios de mesajería y de comprar sus despensas y eso para poder cumplir con los pagos que tenemos mesuales. Pero me siento mal, la verdad, sé que es pasajero pero lo peor es que estoy fallando también en el sexo. No sé si es depresión o qué me pasa pero lo logro estar concentrado y mi pareja que es muy amoroso ya me reclamo mi falta de deseo. Ayuda. 

Más que el encierrro, el estrés que tienes es por la falta de trabajo y la angustía de poder pagar las cuentas. Estar encerrado es la “cereza del pastel” que hace más difícil conseguir el dinero para la subsistencia. Como todos los problemas que afectan al sexo, mientras más los piensas y sufres más agotan tu energía y bajan el deseo. Lo mejor que puedes hacer es tener planeadas estrategías para cuando te sea posible volver al trabajo, estar consiente que lo que haces es solo un alternativa temporal y sentirte atisfecho de lograr cubrir tus necesidades y hacer, si no lo han hecho, un ajuste de gastos con tu pareja. El sexo, va a mejorar si dejas de sentirte frustrado por el dinero. Toma una terapia con algún psicólogo (en línea, por el momento) y no dejes de tener besos, caricias, y momentos íntimos con tu pareja, más allá de lo pasional.

Glosario

Gay: Forma coloquial de llamar a las personas homosexuales.

Beso: Contacto o presión que se hace con los labios sobre una persona o una cosa, contrayéndolos y separándolos, en señal de amor, afecto, deseo, saludo, respeto.

Terapia: Tratamiento destinado a solucionar problemas psicológicos

Mucho ojo

El exceso de espectativas sobre el sexo y la relación de pareja es lo que hace que muchas relaciones fracasen, pues mientras más se espera y más se desea que las cosas pasen como uno las imagina, le da más espacio a las fantasías donde todo esta controlado y dictado a favor del placer de la persona que lo piensa, pero que es poco probable que encaje en una realidad donde no se puede controlar la conducta de los demás.

TUS COMENTARIOS