Quiero darme al vecino, amigo de mi marido

Consultorio sexual dudas relaciones sexuales

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 18/02/2019 05:18 Actualizada 09:12
 

Tengo ganas de meterme con un vecino, pero mi marido y él se llevan bien. El otro día nos encontramos en el metro rumbo a la casa y hubo un momento de cercanía de casi seis estaciones muy, muy especial. Ninguno de los dos lo provocó. Fue un silencio delicioso, un suspiro que se nos quedó en la mirada, unas palabras que dijeron nuestros corazones. Desde entonces lo he evitado, pero no dejo de soñar con sus manos, su sonrisa y sus ojos. ¿Cómo le hago para olvidarme de eso?

Difícil. Cuando la química te envuelve en la mirada y los rayos de alguien más te iluminan no te queda más que atesorar esos momentos y dejar que las cosas tomen su ritmo habitual o buscar la oportunidad y darle a tu deseo rienda suelta. No me siento capaz de decirte qué hacer. Vive lo que te corresponde; sólo recuerda que hay fantasías que deben de quedar en la imaginación para que no se disuelvan y perduren; la realidad a veces no es tan maravillosa como uno la imagina; ve despacio y sé cuidadosa.

Necesito ayuda. Encontré una página donde hay escorts y vi a una chica de Sinaloa muy bonita. Quiero pagarle su servicio para poder tener la oportunidad de que sea mi novia. ¿Cómo puedo hacerle las preguntas adecuadas, para no ir muy directo a lo que quiero con la escort?

No te adelantes. Hasta conocerla no sabes si quieres algo serio con ella; te recomiendo que la contactes y la conozcas. Invítala a cenar, trátala como si la hubieras conocido en algún otro lugar, como si fuera amiga de tu hermana. Averigua cómo piensa, cuáles son sus sueños, sus metas y si hay química entre los dos. Si es una chica valiosa sabrás cómo conquistarla.

Todo empezó con unas fotos que subí a una página erótica. Ni siquiera estaba enseñando mucho, lo único fue que me divertí el día que me las tomé y me quedé con ganas de mostrarlas. Me buscaron dos o tres tipos, pero nunca respondí, hasta que un gringo me ofreció una buena cantidad en dólares por conocerme. Tiene 35 años más que yo, no me pide sexo y dice que le gusta que sólo sea yo suya, es para mí un viejito encantador que me gusta visitar en Cuernavaca y con el que me he pasado tres meses sin preocupaciones de dinero. Se lo conté a mi hermana y ahora me juzga y amenaza con decirle todo a mis papás. ¿Qué debo hacer?

Estás jugando con fuego. La vida fácil a la larga cuesta caro. Uno se acostumbra a recibir dinero por relaciones de este tipo y después no sabe cómo ganarse la vida de otra manera. Creo que más por lo que pueda hacer tu hermana o tus padres está interesante pensar qué tipo de historia estás construyendo y si la relación con el viejito te quita más de lo que te da. Al final, es tu vida, tu experiencia y la decisión es sólo tuya; de nadie más.

Mi marido cada día está más silencioso, como que la edad y las presiones nos han agotado a los dos. Estamos mudos; ya no hablemos de tener relaciones sexuales o ir a divertirnos; lo que nos gusta hacer es acostarnos en la cama y cada uno lee, ve su peli o juega en el celular, parecemos compañeros de vida, pero no sé si lo somos, ¿Cómo puedo remediar esta situación?

Te toca cargarte de energía y romper esa rutina en la que podemos caer todos. Planear un viajecito a Cuernavaca, a Puebla, a la playa podría meterle una chispa; también puede ser un cursito de baile, un grupo de amigos que juegue dominó, algo que les obligue a ver gente y a escuchar historias de otros. Creo que les falta relacionarse con familiares y amigos, no dejes de intentarlo, el primer paso es darse cuenta de que estás aburrida, acuérdate que lo que no regresa es el tiempo y que la soledad acompañada es muy deprimente.

Llevo 6 años con mi novio, me quiero casar, pero él me dice que no está listo; creo que no quiere dejar a su mamá que es viuda y que hasta que la señora no se muera, él no va a empezar su vida. ¿Lo mando a volar?

Una madre tan presente y dominante siempre va a estar dentro de su relación, evalúa si puedes con ese paquete o no.

Comentarios